Bobbi Kristina Brown ya era drogadicta a los 14 años, afirma un nuevo libro

Una nueva biografía escrita por Ian Halperin sobre madre e hija revela que Bobbi ha tenido un largo historial de drogadicción, comportamiento temerario y agresiones a la cantante.

Según desvela una nueva biografía de madre e hija escrita por Ian Halperin: ‘Whitney & Bobbi Kristina: The Deadly Price of Fame’ [Whitney & Bobbi Kristina: el mortal precio de la fama]. El autor asegura que la aspirante a actriz (22), que lleva en coma desde enero después de ser hallada inconsciente en la bañera, había sido enviada a un psiquiátrico poco antes de cumplir los 15 años tras intentar cortarse las venas y apuñalar a su madre, Whitney Houston, quien además se encontraba por entonces tan afectada por su propio consumo de drogas que no pudo hacer nada por ayudar a su hija. Además, desde el fallecimiento de la artista en 2012, el comportamiento de Bobbi se volvió más “temerario” aún.

“Durante los últimos dos años ha estado saliendo con una panda de locos, salvajes y temerarios”, contó una fuente a Halperin, quien también ha escrito polémicas biografías de estrellas como Michael Jackson, Brad Pitt y Angelina Jolie.

Fuentes cercanas a Bobbi contaron al autor que la joven fue encontrada en la bañera porque le podrían haber intentado reanimar con una técnica para víctimas de sobredosis consistente en sumergirlas en agua fría y abofetearlas.

“[Un drogadicto de la zona] Me dijo que cuando alguien se desmaya por una sobredosis hay muchas formas de reanimarlo. ‘Nunca he visto que se haga en una bañera’, me dijo, ‘pero sí que he intentado reanimar a gente con una ducha fría. Los pones debajo del agua fría y les abofeteas en la cara para que vuelvan en sí’. Esto podría explicar los moratones en la cara que los paramédicos encontraron”, aventura el autor en su nueva publicación.

Ningún Comentario

Deja un comentario