La educación mixta, una realidad en la universidad de Oxford un siglo después

La última de las instituciones masculinas de la universidad de Oxford, el colegio St Benet’s Hall, ha puesto punto final a más de un siglo de la separación por sexo al votar a favor de la admisión de las mujeres en el centro académico.

La educación mixta, una realidad en la universidad de Oxford un siglo después

La admisión de las chicas en St Benet’s, que tiene conexiones con la orden religiosa católica benedictina que admite a alumnos de cualquier creencia, fue aprobada esta semana por unanimidad.

El profesor de la universidad de Oxford y director de St Benet’s Hall, Werner G. Jeanrond, señaló en una entrevista con Efe que desde que asumió el cargo tenía la intención de abrir St Benet’s Hall a las mujeres, aunque por razones logísticas no había sido posible.

“Ahora es el momento de hacerlo ya que para el próximo curso contaremos con un nuevo edificio para acoger a nuevos alumnos y alumnas que quieran estudiar en la universidad”, agregó Jeanrond.

Jeanrod destacó además que la admisión de las chicas en el colegio que dirige supone “una transformación radical” y señaló que conocerán cuántas son admitidas a principios del año que viene cuando finaliza el proceso de aplicación para estudiar en Oxford.

Además, el director de St Benet’s Hall afirmó que “sólo” un reducido grupo de estudiantes han mostrado sus reticencias debido a razones históricas, pero puntualizó que “más del 90 % de los alumnos apoya de manera enérgica la admisión de las mujeres”.

El proceso para la igualdad de ambos sexos en la Universidad de Oxford comenzó en el siglo XIX, con la creación en 1879 del colegio femenino Lady Margaret Hall, gracias a la Asociación para promocionar la Educación Superior Femenina (AEW, por sus siglas en inglés) y a diferentes iniciativas individuales.

A este colegio, le siguieron las instituciones femeninas de St Hugh’s en 1886, y St Hilda’s en 1893.

Además, en 1920, la universidad de Oxford dio un paso histórico hacia la igualdad entre sexos y nombró a las mujeres miembros de pleno derecho de la institución académica.

Desde entonces, los tiempos han evolucionado, y cinco de los colegios universitarios masculinos por excelencia como son Brasenose, Jesus College, Wadham, Hertford y St Catherine’s abrazaron la igualdad entre sexos, y admitieron por primera vez a las mujeres en 1974.

De esta forma, St Benet’s Hall finaliza el proceso para la educación universitaria mixta en Oxford.

A pesar de que desde esta semana la educación mixta es una realidad en los colegios de esta prestigiosa universidad, todavía esta institución académica es más proclive a admitir a estudiantes del sexo masculino entre sus alumnos.

Según datos publicados por la propia universidad de Oxford, de los 21.876 alumnos que cursaron estudios de grado y de posgrado durante el curso pasado en la institución, el 54,85 % eran hombres, mientras que el 45,15 % de los estudiantes eran mujeres.

La admisión de las mujeres en el colegio de St Benet’s coincide además con otro hito en favor del sexo femenino que se produjo la semana pasada como es el nombramiento de la profesora Louise Richardson en el cargo de vicerrectora de la Universidad de Oxford.

Richardson se convirtió en la primera mujer que ocupa el puesto de vicerrectora de la universidad de Oxford después de que 271 hombres lo hiciesen en el pasado desde que en 1.230 se estableció el rol que ocupó por primera vez el profesor Elyas de Daneis. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario