Mediante una Dactiloscopía ordenada por la Fiscal Teresita Torres se pudo identificar a los dos cuerpos humanos, hallados el domingo último en avanzado estado de descomposición en un terreno baldío de la Compañía Aldama Cañada, en Itauguá.


El estudio pudo identificar a Daniel López Bobadilla (C.I. 4.244.332) y Carlos Antonio Riveros (C.I. 3.209.918), según dicta un informe de la Sección Identidad Humana de la Policía Nacional.

La pericia fue realizada por el forense Juan Carlos Zarate y personal de criminalística.

Los cuerpos se fueron igualmente sometidos a una autopsia, para determinar con exactitud las causas de las muertes.