Royal Academy homenajea a artistas veteranos

La Royal Academy of Arts londinense presentó hoy su Exposición de Verano, que destaca por el colorido que presentan muchas de las más de 1.000 obras expuestas y homenajea a los artistas de arte contemporáneo que superan los 65 años de edad.

La exposición de este año, comisariada por el artista conceptual irlandés Michael Craig-Martin y abierta al público del 8 de junio al 16 de agosto, es una de las más coloridas debido a los artistas que exponen y al lavado de cara que Craig-Martin ha dado a las paredes clásicas de la Royal Academy, pintándolas de tonos vivos.

El comisario eligió a veinte artistas, entre los que se encuentran Jim Lambie, Vanessa Jackson y Keith Milow, para participar en la exposición y uno de los criterios que siguió fue que estos tuvieran más de 65 años.

Solo quebró esta regla con dos artistas británicos como son Matthew Darbyshire y Paul Hosking, que en la actualidad están en la treintena, debido a que no pudo pasar por alto su interpretación del arte contemporáneo, según explicó.

Además de los artistas invitados, la exposición estival de la Royal Academy es una muestra abierta a la participación, por lo que pueden verse los trabajos de cientos artistas que han pasado el filtro de Craig-Martin.

Esta variedad de artistas permite, según el comisario, revelar los intereses que han tenido las diferentes generaciones de creadores de arte contemporáneo.

Durante la presentación de la muestra, Craig-Martin señaló que eligió a tantos artistas que superaban los 65 años de edad con el objetivo de atraer la atención del visitante a su trabajo, ya que en la actualidad no gozan del reconocimiento que merecen.

“Muchos de ellos tuvieron su momento de fama hace unos años, cuando el arte contemporáneo no atraía tantos focos, por lo que esta exposición es un oportunidad para mostrarles al gran público y demostrar que siguen creado arte”, destacó Craig-Martin.

De hecho, además del criterio de la edad, Craig-Martin también se basó en que los artistas siguiesen en activo, por lo que todas las obras que se muestran en esta exposición estival han sido creadas en los dos últimos años.

Uno de los elementos más llamativos de esta muestra, además de los tonos vivos con los que Craig-Martin ha pintado las salas, es la decoración de la escalera principal de la Royal Academy, que conduce a la exposición.

Craig-Martin invitó al artista escocés nominado al premio Turner en 2005, Jim Lambie, para que reinterpretase dicha escalera, que decoró con una combinación de tonos muy vivos.

Las obras conceptuales de Craig Martin, como un reloj de muñeca y un termo de café coloreados en tonos muy llamativos, también están presentes en las diferentes salas de la exposición. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario