El Kremlin, sorprendido por la repentina dimisión de Blatter

El Kremlin se manifestó hoy sorprendido por la repentina dimisión del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, al que Rusia había apoyado la pasada semana en su reelección pese a las denuncias de corrupción.

“Por supuesto, su renuncia lo fue (una sorpresa). Desconocemos quién será el nuevo presidente de la FIFA, pero, de todas formas, no se sabrá ni mañana, ni pasado”, dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, quien se negó a especular sobre quién será el nuevo jefe del máximo organismo del fútbol mundial.

Peskov señaló que Blatter seguirá dirigiendo la FIFA de manera interina hasta que sea elegido un nuevo presidente durante un congreso extraordinario.

“Por eso, el trabajo y la cooperación con la FIFA continúa y, lo más importante, Rusia prosigue los preparativos para el Mundial de 2018”, comentó.

Mientras, el ministro de Deportes ruso, Vitali Mutkó, aseguró que la dimisión de Blatter “evitará una división en la organización, unirá el fútbol, permitirá terminar las reformas ya iniciadas y lanzar unas nuevas”.

Mutkó opina que Blatter dimitió “por amor a la FIFA”, calificó su decisión de “valiente” y vinculó su renuncia con las presiones ejercidas la pasada semana tras el estallido de los escándalos de corrupción y la detención de varios altos cargos de la organización.

El presidente de la UEFA, Michel Platini, es el mejor preparado para asumir la dirección de la FIFA, aseguró ayer Nikita Simonián, presidente interino de la Unión de Fútbol de Rusia.

“Todo es posible, aunque considero que Platini es el más adecuado para el puesto de presidente de la FIFA. Es el más preparado y experimentado de todos”, comentó.

Precisamente, Mutkó aseguró también que Platini estaba en contra del boicot del Mundial de Rusia 2018.

“Esta mañana hablé con él (Platini). La UEFA no lo apoya (el boicot). Por eso, no veo ninguna base para el boicot del Campeonato del Mundo de Rusia”, dijo.

El presidente de la Federación Inglesa de Fútbol, Greg Dyke, ha instado en los últimos días a las principales potencias futbolísticas europeas a boicotear el Mundial.

Dyke, que condenó en su momento la reelección de Blatter, opinó que es Platini quien debe coordinar el boicot, para lo que sería suficiente con que diez países europeos lo apoyaran.

El presidente ruso, Vladímir Putin, defendió a Blatter de las acusaciones de corrupción, acusó a EEUU de querer impedir su reelección y denunció las presiones occidentales a la FIFA para que Rusia no albergara por vez primera la Copa Mundial.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario