Termina en Asunción la travesía de la cooperación española por el Gran Chaco

La expedición “Chaco Ra’anga” llegó hoy a Asunción como cierre de un viaje científico y cultural iniciado hace un mes y organizado por la cooperación española para difundir las riquezas y amenazas que sufre el Gran Chaco (Argentina, Bolivia y Paraguay), la segunda zona boscosa más extensa de Sudamérica.

Los doce viajeros bolivianos, paraguayos, argentinos y españoles que componen la expedición llegaron a la capital tras pasar los últimos diez días visitando los departamentos de Boquerón, Alto Paraguay y Presidente Hayes, en el Chaco paraguayo, informó a Efe la organización.

La coordinadora del proyecto y directora del Centro Cultural de España Juan de Salazar en Asunción, Eloisa Vaello, destacó a Efe que en el recorrido a través de Paraguay visitaron a los pueblos indígenas enlhet, ayoreo e ishir y que recibieron de ellos sus reflexiones y principales problemas que les amenazan hoy día.

“El acceso a su territorio ancestral, la falta de oportunidades de trabajo y recursos económicos, así como el acceso a servicios de salud y educación son sus principales preocupaciones”, dijo Vaello.

La funcionaria española resaltó también el paso por el Pantanal paraguayo, donde los expedicionarios llegaron a la estación biológica Tres Gigantes a través del río Paraguay.

“Un fantástico parque natural, en este caso, de emprendimiento privado, de la ONG Guyrá Paraguay“, explicó.

Vaello lamentó que el proyecto debió cambiar su itinerario y dejar de visitar el parque nacional Defensores del Chaco y el Cerro León debido al mal estado de las carreteras que la lluvia dejó intransitables.

“También debimos retrasar un día nuestra llegada a Puerto Olimpo, donde nos esperaba el barco, porque nuestros automóviles quedaban varados constantemente en el camino”, declaró.

El grupo debió acampar en los alrededores de una comisaría ubicada en el kilómetro 42 de la carretera que une la ruta Bioceánica con la de Bahía Negra, en un lugar llamado Pankoro Cue, donde el suboficial Abilio Reynaldi Azuaga los hospedó.

“Después de pasar la noche allí, con dudas de si podríamos seguir el viaje, al final pudimos atravesar el Pantanal, viendo yacarés, zorros, garzas y animales de todo tipo”, añadió.

Los viajeros siguieron su periplo por el río Paraguay hasta llegar a Puerto Casado, donde fueron recibidos por Diego Sosa, de la ONG Future Kinds y por el concejal municipal Amilcar Quintana que les mostraron los restos de lo que fue el imperio de Carlos Casado, un empresario español radicado en Argentina que llegó a poseer el 14 por ciento de las tierras de todo Paraguay.

Un territorio que en 2000 fue vendido en parte (660.000 hectáreas) a una de las empresas del grupo religioso coreano Moon, con varios municipios dentro.

“En todas partes encontramos a gente que es un ejemplo de lucha cívica y de compromiso con los más desfavorecidos de la población del Chaco, donde muchas poblaciones indígenas y campesinas tienen difícil o nulo acceso a tierras y están desprotegidas ante el avance de la frontera agropecuaria”, apuntó Vaello.

“También hemos constatado lo aislada que está la zona alta del Chaco paraguayo, donde en cuanto llueve la gente puede quedar aislada durante semanas”, remarcó Vaello.

La comitiva expondrá sus impresiones en rueda de prensa mañana, martes, en el Centro Cultural de España Juan de Salazar.

Las actividades, así como los artículos e informaciones resultado del viaje pueden consultarse en la página web “www.chacoraanga.org”.

El proyecto está realizado en el marco de ACERCA: Programa de capacitación para el desarrollo en el sector cultural, financiado por la Cooperación Española y en colaboración con la Red de Centros culturales y la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP). EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario