Técnicos: ¿Paraguayos o extranjeros?

Los de afuera son caros, los de acá efectivos. ¿Vos que preferís?

Con la excusa de que tiene más experiencia y trayectoria que uno del ámbito local, normalmente,  la hora de contratar DT los dirigentes de nuestro fútbol, tienen la costumbre de inclinarse por profesionales extranjeros.

Pensando así, terminan invirtiendo muchísimo más dinero, y los “elegidos”, fracasando.

Uno de los factores que influye en estos fracasos es la falta de conocimiento de nuestro medio, del jugador paraguayo o la dificultad para adaptarse al fútbol nacional

No es casualidad que los últimos cinco torneos cortos hayan sido obtenidos por técnicos paraguayos.  Y a esto hay agregarle las muy buenas campañas a nivel internacional de otros dos “profes” Made in Paraguay.

A continuación, la lista de los DT paraguayos que han obtenido títulos en los últimos años.

Gustavo Morinigo (Nacional – Apertura 2013)

El Apertura 2013 dejó a Nacional como campeón. Dirigido por Gustavo Morinigo (ex jugador del club) agarró el mando del equipo en Abril del 2012 tras la salida del argentino Javier Torrente. El tricolor hizo una campaña memorable y se alzó con su estrella número nueve en el fútbol paraguayo. Pero la hazaña de Morinigo no terminó ahí; el título obtenido le dio la posibilidad de disputar la Copa Libertadores 2014 donde llegó a la final que perdió con San Lorenzo por la mínima diferencia.

Convirtiéndose nada más y nada menos que en Vice-campeón de América con un plantel bastante económico a comparación de las grandes potencias del continente

Francisco Arce (Cerro Porteño – Clausura 2013)

Ex  jugador del club y referente azulgrana, el “Chiqui” reemplazó al uruguayo Jorge Fossati tras un mal paso en la selección nacional.

Al principio no le fue muy bien, pero su verdadero potencial se vio en el Clausura de ese año, sacando campeón invicto  por segunda vez en su historia al ciclón de Barrio Obrero. A nivel internacional no le fue de la mejor manera; disputó dos torneos (Copa Libertadores y Sudamericana) sin mayor éxito.

Pedro Sarabia (Libertad Apertura – Clausura 2014)

Más conocido como el “Cabo”, como jugador profesional se retiró en el “gumarelo” en septiembre del 2013. Sarabia asumió interinamente tras la salida del uruguayo Rubén Israel.  Fue confirmado como técnico principal para la edición 2014, el año más que fructífero para Libertad y Sarabia, ya que consiguió el bicampeonato del futbol paraguayo.

Roberto Torres (Cerro Porteño – Apertura 2015)

El “Tiburón”, con sangre azulgrana e hijo de la casa, se desempeñaba en las divisiones formativas del club y siempre era elegido para interinar el cargo de DT principal tras alguna destitución. En 2015 agarró por tercera vez el mando del Ciclón reemplazando al argentino Leonardo Astrada.  Desde que tomó el equipo se mantuvo invicto disputando 16 encuentros, ganando 13 y empatando solo en 3 oportunidades. Esta gran campaña hace que el “Tiburón” se convierta en otros de los DT paraguayos campeones.

Menciones especiales

Ever Hugo Almeida

Si bien nació en Uruguay es un emblema de Olimpia, equipo con el que ganó todo a nivel local e internacional y  además disputó partidos con la selección paraguaya. El 2013 dirigió al decano la Copa Libertadores, hombre record en ese torneo (más partidos disputados), llevó al franjeado a su séptima final sudamericana obteniendo el vice-campeonato tras perder injustamente y por penales  con el Atlético Mineiro del Brasil.

Héctor Marecos

Ascendió con el Deportivo Capiatá y realizó una notable campaña en primera que le valió a la joven institución la clasificación para la Copa Sudamericana 2014. Contra todo pronóstico, Capiatá fue avanzando de ronda llegando hasta los octavos de final, donde fue eliminado por Boca Juniors por penales y tras  haber ganado en la mítica “Bombonera”.

Humberto García

Al igual que Capiatá, General Díaz ascendió en el 2013, realizando similar campaña y también clasificando a la Copa Sudamericana del 2014. Cumplió un excelente papel siendo eliminado por quien sería vicecampeón, Atlético Nacional de Colombia.

│Juan Aníbal Riveros

Ningún Comentario

Deja un comentario