Marruecos anima a sus imanes a adaptarse a la Europa del siglo XXI

Los marroquíes residentes en Europa deben hacer un mayor esfuerzo por convertirse en “ciudadanos”, mientras que el islam debe también adaptarse a la realidad de los distintos países de Europa, según se puso de manifiesto en Marrakech en un foro de imanes marroquíes de Europa.

Marruecos anima a sus imanes a adaptarse a la Europa del siglo XXI

Los cerca de cincuenta imanes marroquíes fueron convocados a Marrakech por el Consejo de Comunidades marroquíes en el extranjero (CCME, oficial), que tiene como objetivo ayudar en la misión de estos imanes enviados por Marruecos para prestar asistencia religiosa a los casi 4,5 millones de marroquíes residentes en el viejo continente.

¿Cómo es posible que haya imanes que no dominen la lengua del país de acogida? ¿Cuál es el mejor modo de contrarrestar la islamofobia creciente, y con el auge de partidos de ultraderecha ? ¿De qué modo conectar con las nuevas generaciones de musulmanes ya muy impregnados de la cultura europea y laica?

Para los imanes reunidos en Marrakech, no cabe duda: el discurso religioso debe renovarse y adecuarse a las sociedades de acogida según el principio de “un islam adaptado a todo tiempo y espacio” defendido por todos los teólogos musulmanes.

Una de las ideas claves debatidas en el congreso es cómo llegar al objetivo de un “islam español, o francés, o inglés”, además de superar la dialéctica del choque cultural y sustituirla por una relación de interacción con la sociedad de acogida.

El secretario general de CCME, Abdalah Busuf, lamentó que los imanes en Europa no siempre están preparados para tratar las cuestiones de los musulmanes que surgen en estas sociedades.

Según Busuf, un imán musulmán europeo tiene que dominar no solo el conocimiento religioso, sino además las ciencias humanas, las leyes del país de residencia, así como la historia de religiones y el funcionamiento de las instituciones en estas sociedades.

Todo ello -recordó Busuf- sin dejar de hacer frente al creciente avance del discurso extremista, que en los últimos tiempos atrae a jóvenes europeos que se van a hacer la yihad en las filas del Estado Islámico.

No obstante, el secretario general del CCME también criticó la parte de responsabilidad de Europa que se manifiesta en “la ausencia de una verdadera voluntad política” para entender el islam.

Los europeos leen el islam “a través de otras religiones y no como experiencia humana diferente, por ejemplo, del catolicismo, lo que nos ha traído problemas en Europa”, deploró Busuf.

Por su parte, Taher Tujkani, presidente del Consejo Europeo de los Ulemas Marroquíes en Bélgica, subrayó que el desconocimiento de la realidad de muchos imanes y el contexto europeo conducen a veces a fetuas que no se corresponden con la realidad vivida.

“Los imanes en Europa necesitan una jurisprudencia especial que determine también la relación entre las instituciones” subrayó Tujkani, quien animó a estos religiosos a hacer un esfuerzo para tratar con espíritu abierto y positivo la realidad cambiante y heterogénea de las sociedades europeas.

Los diferentes imanes procedentes de Francia, España, Bélgica, Holanda, entre otros, desplegaron uno a uno todos los retos que enfrentan diariamente en su misión en sus respectivos países, entre los que citaron el avance de los discursos islamófobos, el auge de partidos racistas o la constante aparición de cuestiones controvertidas relacionadas con los derechos humanos

Los imanes hicieron también hincapié en la necesidad de unificar los referentes religiosos de la comunidad musulmana en Europa, revisar algunas fetuas que obstaculizan la convivencia y conciliar la jurisprudencia islámica con las leyes nacionales.

Dominar el idioma del país de destino fue uno de los retos sobre el que hubo un consenso entre los participantes que también subrayaron la dificultad de comunicar con las nuevas generaciones de jóvenes y mujeres impregnados de la cultura europea. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario