Martin O’Malley se suma a la carrera hacia la Casa Blanca

El exgobernador de Maryland Martin O’Malley se sumó hoy a la pugna demócrata para las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, uniéndose así a la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, clara favorita, y al senador Bernie Sanders, abanderado de los más progresistas.

Martin O’Malley se suma a la carrera hacia la Casa Blanca

En un emocionante discurso en defensa de la clase media, O’Malley presentó su candidatura para “reconstruir el sueño americano” y devolver a la ciudadanía sus derechos y oportunidades que, según dijo, están siendo minados por el poder de Wall Street y las grandes empresas.

Desde la ciudad de Baltimore, donde fue alcalde entre 1999 y 2007, el demócrata apeló a la igualdad de oportunidades y a la necesidad de Estados Unidos de alejarse del “peligro” de convertirse en “la nación que no quiere ser”.

“Estamos permitiendo que nuestra tierra de oportunidades se convierta en una tierra de desigualdad”, advirtió el demócrata, que acusó a las grandes fortunas de estar moldeando el país a su antojo dada la fuerte influencia que tienen en el sistema político estadounidense.

O’Malley no quiso obviar los disturbios acaecidos en la ciudad hace apenas un mes a raíz de la muerte del joven negro Freddy Grey a manos de la Policía.

El que fuera alcalde de la ciudad aseguró que lo ocurrido entonces no solo tiene que ver con la raza o las actitudes policiales, sino con el incremento de la pobreza y el cada vez más difícil acceso a una vida mejor para las clases más bajas.

El exgobernador de Maryland, cuya candidatura era de las más esperadas tras varios años de rumores, recordó su etapa al frente del estado durante los años más duros de la crisis económica en los que, pese a la depresión, continuó fortaleciendo políticas sociales para los ciudadanos.

“Ya salvamos nuestro país antes, y tenemos que salvar nuestro país ahora -reiteró-.(…) Necesitamos una economía estadounidense que funcione para todos nosotros, no solo para unos pocos. Políticas salariales que permitan ganar más a aquellos que trabajan más duro. Que las horas extras también sean recompensadas”, insistió.

Asimismo, se refirió a “la realidad” que supone el cambio climático, por lo que, según dijo, Estados Unidos debe adelantarse a generar una nueva economía energética basada en las energías renovables, que a su vez será un gran generador de empleo.

Reconocido por su labor por proteger a los inmigrantes indocumentados, no olvidó hacer alusión a la reforma migratoria integral que sigue sin entrar en vigor en el país ante la negativa del Congreso, ahora de mayoría republicana, y a la necesidad de lograr que los 11 millones de personas que se calcula que son ilegales puedan integrarse con plenos derechos en el país.

Como gobernador, O’Malley promovió la legalización del matrimonio homosexual en Maryland e impulsó una versión del “Dream Act” (ley que regulariza la situación de jóvenes inmigrantes indocumentados) para que los estudiantes sin papeles del estado pagaran el mismo precio por las matrículas universitarias que el resto de la población estudiantil.

Con un currículum marcado por la justicia social, el tercer demócrata en anunciar sus aspiraciones para la Casa Blanca se diferencia de su rival más inmediata, Hillary Clinton, por sus fervientes críticas a los excesos y privilegios de Wall Street, donde aspira a instaurar un mayor control.

“No es sobre Wall Street o sobre las grandes empresas, no es el dinero. Es sobre nosotros, sobre la gente, si todavía queremos ser un gran país”, aseguró durante su anuncio de hoy.

“Por eso declaro mi candidatura a la presidencia de Estados Unidos. Y me presento por ustedes”, concluyó entre aplausos.

O’Malley arranca así su campaña para las primarias demócratas con la postura más centrista de las tres opciones presentadas hasta ahora, ya que Clinton se acerca mucho más al conservadurismo del “establishment” del partido, y las políticas de Sanders se aproximan mucho más al ala más progresista.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario