Lenovo presenta su futuro en Tech World

Zapatos inteligentes que orientan a su dueño, relojes que proyectan pantallas táctiles o impresoras en 3D que pueden imprimir comida son algunas de las sorpresas que la firma china Lenovo, líder mundial en venta de ordenadores, presenta estos días en su conferencia Tech World.

Lenovo presenta su futuro en Tech World

El evento, que se clausura hoy en el Centro Nacional de Convenciones de China y en el Cubo de Agua de la zona olímpica, es el primero con espíritu global que organiza la compañía en solitario, precisamente 10 años después de que la firma saltara a la fama por comprar la división de ordenadores de IBM.

“Uniremos hardware, software y servicios para transformar la experiencia de los usuarios”, señaló el presidente de Lenovo, Yang Yuanqing, en el ecuador de la conferencia, de tres días de duración y en la que también participaron líderes de firmas rivales -aunque a veces asociadas en sus proyectos- como Baidu o Microsoft.

Tech World ha servido para presentar algunos prototipos de futura comercialización de aire futurista, entre los que destaca el reloj inteligente Magic View, con el que Lenovo intentará no parecer un imitador de Apple con una innovación de su propio cuño, una segunda pantalla capaz de proyectarse.

El que Lenovo define como el primer “smartwatch” con dos pantallas tiene un aspecto convencional, con una pantalla redonda táctil, pero en la correa de la muñeca tendrá un proyector para desplegar imágenes en superficies planas como una pared o una mesa que, una vez allí, podrían operar como una tablet.

La pantalla proyectada, informa Lenovo en el comunicado de presentación de sus nuevos productos, será 20 veces mayor que la del reloj, y con ella los usuarios podrán consultar un mapa, ver fotografías o vídeos, entre otras posibilidades.

De modo similar funciona otro de los prototipos presentados en Tech World, el sistema para móviles inteligentes Smart Cast, con el que los celulares podrán proyectar una pantalla interactiva en una superficie plana.

“Los usuarios pueden transformar una pared en un cine en el que ver vídeos, hacer una presentación o disfrutar de juegos como Fruit Ninja”, señalaron los organizadores de las conferencias.

Un concepto con el que Lenovo, que el pasado año compró la división de móviles de la estadounidense Motorola, busca ofrecer algo distinto al resto de fabricantes, también en un mercado tan competitivo como el chino, donde a la rivalidad de Samsung o Apple se le unen gigantes locales como Xiaomi o Huawei.

En las conferencias de esta semana Lenovo también ha querido hacer su aportación a la candente idea del “internet de las cosas” -que busca conectar a la red toda clase de utensilios de uso diario- con las Smart Shoes, zapatillas capaces de medir el consumo de calorías o las pulsaciones de su usuario.

Este calzado inteligente, que como los anteriores aún no va a ser comercializado pero ya puede probarse esta semana en Pekín, puede conectarse con un celular y es capaz de orientar al peatón, facilitando mapas o guiando a un determinado destino.

La división de desarrollo de hardware y software de Lenovo, ShenQi, presenta por su parte impresoras en 3D capaces de imprimir alimentos, cargadores de batería ultrafinos y sus estudios para futuros productos en el activo mercado de los drones o el de los robots.

En lo más “terrenal”, en el presente, Lenovo también ha usado Tech World para anunciar la salida al mercado de tres ordenadores portátiles (el Z41, el Ideapad 100 y el Z51, dotado con una cámara en 3D) o lanzar para los consumidores chinos el servicio Moto Maker, con el que el usuario puede “crear” su propio móvil.

Lenovo también anunció su nuevo móvil ThinkPad 10, pensado especialmente para profesionales, así como un sistema mejorado para dictar a un ordenador la lengua china (una de las más difíciles de adaptar al software, por la gran cantidad de palabras homónimas en este idioma).

También presentó un aparato con forma de “puck” de hockey, el Lenovo Cast, que conectado a una cámara permite subir directamente fotos o imágenes desde ella a internet, uno de los productos que más ha comentado la prensa especializada.

Por presentar, Lenovo ha presentado en Tech World hasta un nuevo logotipo, como símbolo de su deseo de cambiar de imagen.

Aquella firma casi desconocida que en 2005 se atrevió a comprar parte de IBM, en una de las primeras grandes salidas del capital chino al exterior, quiere ahora mostrar que es la gran dominadora en el sector, y que en China también hay innovaciones que revolucionarán nuestro futuro.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario