Familias de desaparecidos en México amenazan con radicalizar acciones

Los familiares de los desaparecidos en el municipio mexicano de Chilapa, en el sureño estado de Guerrero, amenazan con radicalizar sus acciones para exigir respuestas al Gobierno federal, dijo hoy su portavoz, José Díaz.

Familias de desaparecidos en México amenazan con radicalizar acciones

En declaraciones a Radio Fórmula, Díaz señaló que mañana los familiares se reunirán con el subsecretario de Derechos Humanos del ministerio de Gobernación, Roberto Campa, si bien insistió en que exigen la presencia del titular de esa cartera, Miguel Ángel Osorio.

El portavoz destacó la necesidad de que el Gobierno “le dé prioridad a 14 vidas que están en riesgo cada minuto que pasa”, al aludir al grupo de personas que desapareció durante la toma del municipio del 9 al 14 de mayo pasado por parte unos 300 civiles armados.

“Si no nos entregan a nuestros familiares, vamos a hacer algunas acciones (…) un poquito fuertes, radicales” para ejercer presión sobre el Gobierno, anunció sin precisar las medidas que adoptarán.

“Lo vamos a decidir mañana inmediatamente después de la reunión”, dijo Díaz, quien admitió que en este movimiento no participa mucha gente “por miedo, por temor, por amenazas”, pero quienes lo forman están decididos “a luchar hasta el último minuto por la vida” de sus seres queridos.

“No queremos más violencia en Chilapa, ya tenemos muchísimos asesinatos, secuestros, desaparecidos, extorsiones”, aseguró el portavoz, quien atribuyó la intervención armada de la ciudad a integrantes del grupo criminal de Los Ardillos.

“Esas personas son las que vinieron a irrumpir aquí en Chilapa, se quieren hacer pasar por unas blancas palomitas, pero son unos crueles, son unos asesinos y están involucrados los comisarios (de las comunidades de los alrededores a al cabecera municipal).

Insistió en la importancia de que las autoridades federales conozcan quiénes son “estas personas que han estado operando impunemente alrededor de diez años”.

En el último año han sido “más crueles”, “más sanguinarios”, al igual que los integrantes de la organización rival de Los Rojos, que operan en Chilapa, porque “no estamos encubriendo a nadie”, aseveró.

El origen del conflicto de Chilapa es su ubicación, abajo de la montaña de Guerrero, donde se cultiva gran parte de la amapola que sirve para producir la heroína, la droga de moda en Estados Unidos.

Después de que la policía comunitaria llegara a Petaquillas, otro importante punto estratégico, Chilapa se ha convertido en el paso necesario de esta droga y, por lo tanto, en la plaza a conquistar para sacar la mercancía desde el sur con rumbo al norte.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario