“No está demostrado que el mate produce cáncer”

Mate Caliente
Ñanduti “No está demostrado que el mate produce cáncer”

Ante la noticia de que un organismo sanitario revaluará la relación entre el consumo de mate y el cáncer, el Dr. Carmelo Blasco afirmó que en nuestro medio nunca se ha demostrado que este hábito represente una alta incidencia para contraer un tipo específico del mal.

La Agencia Internacional para la Investigación sobre Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), está estudiando la posibilidad de revaluar en 2016 la eventual relación entre algunos tipos de cáncer y la ingestión regular de mate caliente.

La única vez que la entidad evaluó la posible capacidad cancerígena del mate fue en 1991, y desde entonces el asunto no ha sido estudiado de nuevo, informó la agencia de noticias Efe.

En contacto con radio Ñandutí, Blasco refirió que la teofilina, componente de la yerba mate, no es cancerígena.

“Sí se ha demostrado en algunos países, sin replicarse en Paraguay, que el cáncer de esófago tiene una alta incidencia y prevalencia porque toman el té caliente de la yerba o infusiones calientes sumado al cigarrilo y el alcohol” dijo.

Explicó que esa combinación representa un alto índice en países asiáticos, específicamente en zonas como  Beijing o Xian, una zona cercana a Shangái en China, donde son comprobados estos hábitos.

En abril de 2014, un grupo de expertos “recomendó” que se estudiara la peligrosidad del mate, una bebida que se consume eminentemente como infusión en nuestro país, Uruguay y en Argentina, sur de Brasil, Ecuador, Chile y Bolivia.

Blasco respondió que esta recomendación deben responder a “otras situaciones”.

“Hoy día se encuentran lesiones malignas, en Paraguay hay poca incidencia en las alteraciones en el esófago. En la epidemiología de lo que consume el paraguayo, el mate es muy raro. Se hicieron estudios anteriores en nuestro medio, solo que no trascendieron los datos” expuso .

La conclusión del trabajo de la OMS de 1991 estableció que la planta del mate por si sola pertenece a la categoría “Grupo 3″, es decir “no cancerígena para los humanos”.

Sin embargo, el mate caliente, que es el que mayoritariamente se consume en el Cono Sur, se clasificó en la categoría “Grupo 2A”, es decir “probablemente cancerígeno a humanos”.

En 1991 no había datos disponibles sobre el mate frío (tereré) ni sobre test experimentales con animales. De hecho, los únicos datos disponibles fueron estudios epidemiológicos de gente que bebía mate caliente.

“Datos más recientes, incluyendo estudios con animales, sugieren que la temperatura de la bebida debe jugar un papel importante, pero estos estudios no han sido aún evaluados”, explican los científicos, y agregan que esta es una de las razones por las cuales se recomendó la revaluación.

Blasco resaltó que, mientras no esté asociado al tabaquismo y el alcoholismo, no es consistente la teoría de que el consumo del mate caliente incida en el cáncer.

 

 

Ningún Comentario

Deja un comentario