Unión Europea y Mercosur intentarán dar impulso a negociación

Los países de la Unión Europea (UE) y del Mercosur celebrarán una reunión a nivel ministerial el próximo 11 de junio en Bruselas en los márgenes de la cumbre UE-CELAC para tratar de desbloquear la negociación de un acuerdo de asociación e intercambiar las primeras ofertas comerciales.

“Esperamos que en el contexto de esta cumbre podamos tener una buena reunión ministerial, prevista para el 11 de junio, y así intentar tratar a nivel más alto salir del atolladero en el que nos encontramos”, indicó el jefe de unidad de Relaciones Comerciales con América Latina de la Dirección General de Comercio de la Comisión Europea, Matthias Jorgensen, en una conferencia en la Eurocámara.

Jorgensen dijo que confía en que esa cita entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños sirva para “intercambiar puntos de vista, ver cómo seguir adelante y decidir los siguientes pasos”.

El alto funcionario comunitario dejó claro que esta negociación con el Mercosur (en la que participan Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) es “muy interesante para los dos bloques” y que “existe el compromiso para llegar a un acuerdo global”.

“Las dos partes saben que hemos trabajado seriamente para poder llegar a un intercambio de ofertas que todos podamos acordar y que será el siguiente paso en esta negociación“, apuntó.

Jorgensen recordó que en la última cumbre entre la UE y la CELAC celebrada en Santiago de Chile en 2013 las partes decidieron intercambiar sus primeras ofertas de acceso a mercados de sus productos en 2013 o 2014, algo que “hasta el momento no ha sido posible cumplir”.

“Esto está claro para el Mercosur y para la UE: se tiene que llegar a una decisión política para poder salir adelante”, enfatizó Jorgensen, quien aseguró que “estamos trabajando con todos los interlocutores para asegurar un resultado positivo en esta próxima cumbre, que esperamos que pueda ser un hito”.

Por otra parte, declaró que otros desafíos para la UE son la plena aplicación de los acuerdos de libre comercio logrados con Colombia y Perú, en vigor desde 2013, y también poner en marcha el negociado con Ecuador, previsiblemente para “mediados del año próximo”.

Además, consideró otro reto el propósito cerrado igualmente en la cumbre de Santiago de modernizar los acuerdos ya existentes desde el principio del milenio con México y Chile.

Sobre México, Jorgensen dijo que “hemos trabajado muy duro con ellos y pensamos que podremos lanzar una señal política importante”.

“Hay un proceso intensivo para intentar terminar el documento entre la UE y México con un informe conjunto que demostrará lo que se va a poner en la mesa de negociación“, indicó.

Sobre Chile, afirmó que esperan “lanzar también una señal de progreso en las relaciones” y “ver cómo progresar de manera seria y rápida”.

El funcionario europeo también se refirió a la pujanza de China en la región latinoamericana, al asegurar que “no somos los únicos en el escenario”.

“Estados Unidos siempre ha sido muy activo y China ha entrado con fuerza. Hay oportunidades pero también retos”, subrayó, y en alusión al tratado de libre comercio e inversiones que negocian la UE y EEUU, dijo que “las relaciones transatlánticas no sólo se refieren al Atlántico norte”.

“El hecho de negociar con EEUU no tiene que dejar de lado a nuestros negociadores latinoamericanos”, comentó.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario