Denuncian que Afara incumple con nativos en la entrega de tierras

Miembros de la comunidad indígena Xákmok Kásek, que pertenece al pueblo sanapaná, solicitaron este miércoles una entrevista con el vicepresidente Juan Afara, para reiterarle la obligación del Estado paraguayo de devolverles sus tierras, ratificada por una sentencia de la CorteIDH.

Denuncian que Afara incumple con nativos en la entrega de tierras

“Queremos hablar nuevamente con el vicepresidente, porque él se comprometió a buscar una solución para nuestro caso. Pero ahora, a dos meses de la última reunión, no hay avances en el proceso de recuperación de nuestra tierra“, expresó Serafín López, líder de la comunidad, según un comunicado de la organización Tierraviva, que apoya legalmente a los indígenas.

Los nativos reclaman que Afara, que coordina una comisión interinstitucional para el cumplimiento de las sentencias internacionales que afectan a Paraguay, aún no ha fijado fecha para una nueva reunión para informar de los avances en el proceso, pese a que ya se le solicitó en varias ocasiones.

Las tierras de la comunidad Xákmok Kásek, ubicadas en el departamento de Presidente Hayes, ocupan una superficie total de 10.700 hectáreas y en 2008 una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) obligó al Estado paraguayo a restituirlas a los indígenas.

El Estado llegó a un acuerdo de compra con el propietario de los terrenos, que estaban ocupados por la explotación ganadera Estancia Salazar, del estadounidense Roberto Eaton.

Sin embargo, la demora en la compra de las tierras por parte del Estado genera el riesgo de que los ganaderos retiren su oferta de venta del terreno, lo que dificultaría el cumplimiento de la sentencia, según explicó hoy a Efe Ireneo Téllez, abogado de Tierraviva.

Aseguró además que esta tardanza en la ejecución de la sentencia “crea una situación de incertidumbre e intranquilidad” en la comunidad, pese a lo cual los indígenas “consolidan cada vez más la ocupación de sus terrenos”.

En este sentido, Clemente Dermott, otro de los líderes comunitarios, aseguró que los indígenas de Xákmok Kásek “no están con los brazos cruzados esperando que el Estado cumpla con su obligación” y añadió que “hace tres meses que estamos reocupando nuestra tierra y ya no vamos a salir de allí”.

“Estamos trabajando dentro de la tierra que nos pertenece, construyendo nuestras casas y un centro comunitario. Además, estamos cultivando la tierra y criando ganado, y sólo nos falta el título de propiedad para que el Estado cumpla la sentencia de la CorteIDH”, manifestó Dermott según el comunicado de Tierraviva.

El líder indígena insistió además en que, si no se encuentra una solución a la situación de su comunidad, los nativos del Chaco protagonizarán movilizaciones en diferentes zonas de esa región y de la capital paraguaya entre fines de junio y principios de julio.

Además de la sentencia que afecta a la comunidad Xákmok Kásek, Paraguay tiene pendientes otras dos órdenes de la CorteIDH.

Una obliga desde 2005 a permitir el acceso libre a sus tierras a la comunidad indígena Yakye Axa, del grupo étnico énxet, y la otra a restituir sus tierras a la comunidad Sawhoyamaxa, del mismo grupo, pendiente desde 2006.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario