Gremio bancario argentino realiza segundo día de paro por reclamo salarial

Los trabajadores bancarios de Argentina realizan hoy la segunda de dos jornadas de huelga en reclamo de acuerdos salariales que contemplen aumentos mínimos del 30 por ciento anual para compensar el efecto de la inflación, informaron fuentes sindicales.

Gremio bancario argentino realiza segundo día de paro por reclamo salarial

La Asociación Bancaria ratificó la continuidad de la medida de fuerza iniciada este martes “en defensa del poder adquisitivo” del salario de los trabajadores y lamentó que sus interlocutores en las negociaciones persistan en propuestas “insuficientes” y con “inexplicables cambios” de postura, según transmitió en un comunicado.

Representantes gremiales y patronales tienen previsto reunirse hoy en el Ministerio de Trabajo para avanzar en la solución del conflicto, que ha provocado problemas por escasez de dinero en efectivo en los cajeros.

Los sindicatos reclaman que los aumentos de salario para el 2015 sean de al menos el 30 %, mientras que desde el sector empresarial la mejor oferta puesta sobre la mesa ha sido del 27 %.

El líder de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, justifica la exigencia gremial en que en 2014 los bancos ganaron un 56 % con relación al ejercicio anterior y se beneficiaron de la devaluación, que perjudicó a los trabajadores.

La protesta bancaria se produce en un marco de conflictos sindicales generalizados en Argentina, que ha golpeado al Gobierno de Cristina Fernández ya que los gremios opositores acusan al Ejecutivo de tratar de poner un techo a las negociaciones salariales en torno al 27 %, en un intento de controlar la elevada inflación.

Según las cuestionadas estadísticas oficiales, los precios acumularon un ascenso del 4,6 % durante el primer cuatrimestre del año en Argentina.

En 2014, el Índice de Precios al Consumo (IPC) cerró en 23,9 %, según el Gobierno, pero las consultoras privadas cifran en promedio la inflación en el 38,5 %.

Los gremios afines al oficialismo han cerrado las negociaciones paritarias con aumentos alrededor del 27 % anual pero los sindicatos enfrentados al Gobierno exigen aumentos de entre el 30 % y el 40 %, además de deducciones fiscales, para compensar la pérdida de poder adquisitivo debida a la elevada inflación.

Los trabajadores de transporte planean una gran huelga que afecte a todo el país para el próximo 9 de junio mientras que las medidas de fuerza del gremio de aceiteros, que lleva más de 20 días de huelga, mantienen paralizado un centenar de barcos en el puerto de la ciudad santafesina de Rosario (unos 300 kilómetros al noroeste de Rosario), según informaron medios locales.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario