Fukushima termina de depurar todo el agua radiactiva almacenada

El operador de la accidentada central atómica de Fukushima ha logrado depurar las 620.000 toneladas de agua radiactiva almacenadas en tanques en la planta y que suponen uno de los principales desafíos para desmantelarla, según confirmó hoy a Efe la empresa.

Fukushima termina de depurar todo el agua radiactiva almacenada

De este modo, todo el estroncio de esta agua que ha estado guardada durante años en tanques de las instalaciones ha sido eliminado, lo que reduce enormemente el nivel de radiación en el entorno de la central y también los riesgos de contaminación en caso de que haya fugas en estos contenedores.

De las sustancias nocivas del líquido, el estroncio es el isótopo que contribuye en mayor medida a incrementar la radiación en el medio ambiente.

La empresa ha indicado que aún así un 30 por ciento de las 620.000 toneladas aún requiere un tratamiento adicional para eliminar otros isótopos menos dañinos.

La empresa propietaria de Fukushima, Tokyo Electric Power (TEPCO), tenía previsto haber eliminado todo el estroncio en marzo de este año, pero una serie de averías retrasó la conclusión del proceso.

Todo este agua, generada durante el proceso para enfriar a toda prisa los reactores cuando fueron golpeados por el terremoto y tsunami de 2011, ha sido un enorme quebradero de cabeza para la TEPCO por las continuas fugas en los tanques y otros problemas.

El más grave tuvo lugar en el verano de 2013, cuando casi mil de estas cisternas dejaron escapar unas 300 toneladas de líquido altamente radiactivo.

La importancia del suceso hizo que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y las autoridades niponas lo clasificaran con el nivel 3 en la Escala Internacional Nuclear y de Sucesos Radiológicos (INES), cuyo escalafón máximo de gravedad es de 7.

En cualquier caso, TEPCO aún debe seguir tratando las 400 toneladas de agua contaminada que genera la central cada día.

Este líquido es la suma de las filtraciones del refrigerante que se usa para mantener fríos los reactores atómicos y del flujo de los acuíferos naturales que penetra en los sótanos de los edificios que los alojan.

La eléctrica quiere subsanar esta acumulación de agua en los sótanos con un procedimiento que aún esta en preparación y que consiste en congelar el subsuelo en torno a estas construcciones.

Ningún Comentario

Deja un comentario