Cruzeiro no se confía de la ventaja que le sacó en su visita al River

El Cruzeiro, bicampeón brasileño, no se fía de la ventaja (0-1) que cosechó la semana pasada en su visita al River Plate argentino en partido de ida de cuartos de final de la Copa Libertadores y buscará hoy en casa una ventaja como local que deje clara su clasificación a semifinales.

Cruzeiro no se confía de la ventaja que le sacó en su visita al River

El técnico del Cruzeiro, Marcelo Oliveira, recomendó ayer cautela ante el River Plate pese a que al equipo de Belo Horizonte le basta un empate en el mundialista estadio Mineirao para matricularse como uno de los cuatro mejores de la Libertadores este año, algo que no consigue desde 2009.

“Adquirimos una ventaja muy buena, contra un adversario fuerte y sin encajar goles, pero eso no es definitivo”, afirmó el técnico.

Para Oliveira, el River Plate “tiene un gran equipo, que juega mejor fuera de casa, y por eso es necesario que nos comprometamos todos con el partido de hoy, tanto los que vamos a la cancha como la afición en gran número en el estadio; y que tengamos paciencia, porque será un partido muy difícil”.

Oliveira dijo que el Cruzeiro tiene que estar atento con las jugadas de los creativos Carlos Sánchez y Gonzalo Martínez, que en cualquier momento pueden sorprender, y con la velocidad del delantero Teo Gutiérrez.

“Por eso no podemos acomodarnos con la ventaja que tenemos. Necesitamos anotar un gol de forma organizada y rápida para no quedar expuestos a los contragolpes adversarios”, afirmó.

Con todos sus titulares a disposición y descansados, ya que el Cruzeiro alineó suplentes el domingo frente al Ponte Preta por el Campeonato Brasileño, Oliveira comandó el lunes un entrenamiento con el mismo equipo que venció al River en el partido de ida.

La formación depende de las creaciones del uruguayo Giorgian De Arrascaeta y de la puntería del delantero Leandro Damiao.

La gran duda es si el entrenador aprovechará al joven delantero Alisson, que se recuperó de una lesión tras 35 días de baja y entró en el segundo tiempo frente al Ponte Preta con una buena actuación.

Por su parte, el River Plate, que desembarcó el lunes en Belo Horizonte, confía en revertir la derrota en casa y en sorprender al Cruzeiro en el Mineirao, según han repetido tanto el técnico del club porteño, Marcelo Gallardo, como su capitán, el portero Marcelo Barovero.

“Ellos tienen una pequeña ventaja, pero no es definitoria, y tal vez el 1-0, con el paso de los minutos, puede plantearles dudas y nos llene de confianza a nosotros”, afirmó Barovero.

El técnico tiene algunas alternativas con respecto a la alineación que usó en Buenos Aires, con el posible regreso del defensor Gabriel Mercado, que puede sustituir al joven Emanuel Mammana, y del volante Leonardo Pisculichi en lugar de Gonzalo Martínez.

Gallardo, sin embargo, tiene en duda a Rodrigo Mora, que confía estar entre los titulares pese a que sufre de una inflamación en la rodilla izquierda que lo ha obligado a entrenar sin sus compañeros.

Ningún Comentario

Deja un comentario