795 millones de desnutridos pese a avances globales

La meta de reducir a la mitad la proporción de personas que pasan hambre en el mundo en 2015 está a punto de cumplirse pero siguen desnutridos 795 millones de personas, según un informe difundido hoy por las agencias de la ONU en Roma.

795 millones de desnutridos pese a avances globales

El número de personas que sufren hambre ha disminuido en 167 millones en la última década y en 216 millones desde 1990, una caída que se ha ido notando sobre todo en los países en desarrollo, donde se concentran aún 780 millones de desnutridos.

En el mundo una de cada nueve personas es incapaz de consumir suficiente comida para llevar una vida activa y sana.

Así se recoge en el estudio anual sobre el estado de la inseguridad alimentaria publicado por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

El informe hace énfasis en que este año culmina el periodo para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, que establecieron 189 países en el año 2000, y se dará paso a una nueva agenda para el desarrollo sostenible.

Dentro del primero de esos objetivos figura un punto que se refiere a la necesidad de reducir a la mitad el porcentaje de personas que sufren hambre entre 1990 y 2015.

La ONU estima que los países en desarrollo no han logrado esa meta por un estrecho margen, aunque teniendo en cuenta el margen de error de las estimaciones se podría dar por conseguido.

Según sus datos, uno de los indicadores para medir el objetivo contra el hambre, la prevalencia de desnutrición, cayó del 18,6 % en el periodo de 1990 a 1992 al 10,9 % entre 2014 y 2016.

Por zonas, América Latina, el Cáucaso, las regiones del sur, el este y el centro de Asia, y las del norte y el oeste de África consiguieron alcanzar el objetivo por su rápido progreso en reducir la desnutrición.

Los avances han sido más lentos en El Caribe, Oceanía, el Sudeste Asiático y en el sur y el este de África, mientras que el hambre ha aumentado en el centro de África y el oeste de Asia.

Actualmente, el Sudeste Asiático concentra el mayor número de personas desnutridas, 281 millones, mientras que en África subsahariana el 23,2 % de la población pasa hambre.

De un total de 129 países en vías de desarrollo analizados en el estudio, 72 lograron la meta y otros 9 están a punto de hacerlo, la mayoría de los cuales gozaba de estabilidad política, crecimiento económico y políticas de protección social para los más vulnerables.

Las agencias de la ONU destacan que un factor clave para luchar contra la desnutrición es el crecimiento económico inclusivo, con nuevas oportunidades de desarrollo para los pobres.

Por el contrario, los conflictos, la inestabilidad política y los desastres naturales han conllevado crisis en diferentes países, aumentando su vulnerabilidad y el hambre entre su población, de acuerdo al informe.

Otro de los objetivos que el informe tiene en cuenta es el que buscaba reducir a la mitad el número de personas desnutridas para 2015, un compromiso lanzado en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación en 1996.

De los países en desarrollo estudiados, 29 sí lo han conseguido, si bien no puede decirse lo mismo en términos generales, ya que ese objetivo implicaba la reducción de las personas con hambre en el mundo en 515 millones desde 1990 y solo se ha conseguido que haya 265 millones menos.

Mientras que en el último cuarto de siglo la población mundial ha crecido en 1.900 millones de personas, la ONU explica que el número de desnutridos ha seguido bajando principalmente por los cambios en países superpoblados como China y la India, que han experimentado un “progreso rápido” en la década de 1990.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario