Críticas al tono electoral de la celebración de Fernández por fiesta patria

La oposición argentina acusó hoy a la presidenta Cristina Fernández de haberse “apropiado” de la celebración del 205 aniversario de la Revolución de Mayo para convertirla en un acto con marcado tono electoral.

“El kirchnerismo se apropia de lo público para su interés privado, en este caso, se apropia del 25 de Mayo, que es de todos los argentinos, para hacer un acto kirchnerista”, señaló hoy a Radio 10 el diputado de Propuesta Republicana (Pro) Federico Pinedo.

Para Pinedo, el discurso presidencial en la céntrica Plaza de Mayo de Buenos Aires fue “una especie de despedida” de Fernández, quien tras ocho años en el poder tiene vetado por ley presentarse a una nueva reelección en los comicios del próximo 25 de octubre.

“La patria no es del FpV (Frente para la Victoria), es de todos”, agregó el radical Luis Negro en la misma emisora, donde también lamentó que “la presidenta se adueñe de algo que es de todos para beneficio particular y partidario”.

También desde los sindicatos opositores criticaron las palabras de Fernández, quien durante el acto lanzó advertencias a los líderes gremiales y recordó cómo su difunto marido y predecesor en el cargo, Néstor Kirchner, recuperó las negociaciones colectivas salariales.

“Cuando hablan de que estamos viviendo en otro país es toda una mentira. Cuando hablan de que vivimos en democracia, los que pensamos diferente somos destituyentes. Gracias a Dios vivimos en democracia y los trabajadores tenemos derecho a protestar”, aseguró el secretario general del gremio ferroviario La Fraternidad, Omar Maturano.

Maturano ratificó la huelga de transporte anunciada para el próximo 9 de junio y aseguró que el paro es “inevitable por la soberbia del Gobierno”.

Incluso algunos medios, como el diario Clarín, enfrentado al Gobierno, apostaron hoy por destacar en su portada que Fernández “hizo una férrea defensa de la gestión kirchnerista y no habló de la fecha patria“.

El jefe de Gabinete del Ejecutivo argentino, Aníbal Fernández, rechazó las críticas en su encuentro matutino con la prensa.

“Me parece que era momento de hablar de cosas que la sociedad estaba esperando que se digan y que la Presidenta no dudo un segundo en decir todo lo que tenía que decir”, respondió el jefe de ministros al ser consultado por la portada de Clarín.

“Ha sido mucho lo hecho en estos últimos años que la sociedad argentina y el pueblo argentino no están dispuestos a ceder”, aseguró el funcionario, y enumeró políticas kirchneristas como la Asignación Universal por Hijo y la construcción de nuevas escuelas y universidades, entre otras.

Fernández, de 62 años, sucedió a su marido en la Presidencia en diciembre de 2007 y dejará el Gobierno a finales de este año en manos de quien gane los comicios de octubre próximo. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario