16 millones de yemeníes no tienen acceso al agua potable

Casi dos terceras partes de la población yemení, en total 16 millones de personas, no tienen acceso a agua potable debido a los bombardeos aéreos, los combates y la falta de combustible en el país, advirtió hoy la ONG Oxfam.

16 millones de yemeníes no tienen acceso al agua potable

Según el comunicado de Oxfam, la población se está viendo forzada a beber agua no potable a causa de la destrucción de la infraestructura pública, lo que aumenta el riesgo de enfermedades potencialmente mortales como la malaria, el cólera y la diarrea.

Millones de personas están cavando pozos para obtener agua, que luego es transportada en camiones y cuyo precio se ha triplicado en los últimos tiempos.

Antes del comienzo del actual conflicto, 13 millones de personas (la mitad de la población) no tenía acceso a agua potable, pero la violencia ha elevado esa cifra en otros tres millones.

El director de Oxfam en el Yemen, Grace Ommer, aseguró que la población en riesgo equivale a la de las ciudades de Berlín, Londres, París y Roma juntas.

En las calles se amontona la basura, el alcantarillado está roto y no hay agua potable por séptima semana consecutiva, lamentó Ommer, que denunció también la escasez de combustible y la falta de suministros médicos.

Grandes partes de la red de suministro de agua ha quedado dañada por los combates entre los rebeldes hutíes y las fuerzas leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, así como por los bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudí.

En algunas áreas rurales de las provincias de Hach y Al Hodeida el 40 % de la red de agua potable está fuera de uso.

Las autoridades locales de once ciudades, incluidas Saná, Aden y Al Hodeida, han pedido a las organizaciones humanitarias que les suministren unos dos millones de litros de combustible para poder continuar bombeando el agua.

Habitantes de la ciudad de Taiz, contactados por Oxfam, señalaron que sufren graves cortes de agua y que dependen de los camiones, pero que la escasez de combustible y los combates alargan cuatro o cinco días la distribución de agua y disparan su precio.

“Un brote grave de la enfermedad es inminente si los problemas de agua y saneamiento no se abordan. Los hospitales están luchando para seguir funcionando sin combustible, agua potable y suministros médicos”, alertó Ommer en la nota.

El responsable de Oxfam subrayó que el Yemen “necesita un alto el fuego urgente y la apertura de las rutas comerciales” para evitar un desastre sanitario.

Las partes en conflicto acordaron este mes una tregua humanitaria de cinco días, que no sirvió para repartir la suficiente ayuda ni se cumplió de forma completa.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario