Narco habría elegido a “Chicharõ” para reemplazar a “Aldo Rocha”, exadministrador de la mafia ejecutado en 2007

ch
Ñanduti Narco habría elegido a “Chicharõ” para reemplazar a “Aldo Rocha”, exadministrador de la mafia ejecutado en 2007

Luis Rojas explicó que la aparición de Ruben Sánchez Garcete coincide con el momento del asesinato del exlavador de la mafia y principal sospechoso de haber aportado los datos que permitieron la captura del traficante Iván Mendes Mezquita en 2004. “En ese mundo, cuando existe deshonestidad el asunto se dirime con la muerte”.

El ministro de la Senad explicó que la aparición comercial y pública de “Chicharõ” coincide con el asesinato de Rocha, encargado de administrar los bienes de las organizaciones criminales en Pedro Juan Caballero.

Según Rojas, Sánchez Garcete es visto ya por el año 2007 en compañía de José Paulo Vieira de Mello, alias Paulo Secco, narcotraficante prófugo de la justicia paraguaya, capturado y preso en Uruguay.

La autoridad, elogió el trabajo del fiscal Pecci en la investigación y reciente detención de “Chicharõ” y consideró que la Fiscalía cuenta con pruebas suficiente para condenarlo.

Sobre este punto sostuvo que no alcanza con que los organismos de seguridad sepan quiénes son y donde están los narcopolíticos, sino que (como en este caso) deben aportar los elementos necesarios para que el Ministerio Público pueda sostener la prosecución penal.

Reiteró que para la Senad “la película está clara” pero que esto no quiere decir que los fiscales tengan luz verde para actuar. “En el caso de Ruben Sánchez, se colectaron evidencias firmes y por eso se produjo la detención” afirmó antes de adelantar que existen otras investigaciones en proceso.

Aclaró que la información que involucra a narcos y políticos “debe ser manejada con cuidado para evitar abusos”.

“Estamos convencidos que debemos enfrentar al narcotráfico, pero debemos hacerlo de manera inteligente”.

“Las pruebas deben ser irrefutables” aseguró.

Dijo que si bien el hecho de que un candidato se reúna con un traficante y le pida dinero para su campaña puede considerarse un dato relevante, no necesariamente constituye un delito

Opinó que está en manos de la clase política sancionar este tipo de acuerdos que busca inficionar los círculos de poder.

 

Foto/ABC

Ningún Comentario

Deja un comentario