Destruyen más de 8 toneladas de marihuana en reserva natural

Agentes de la Secretaría Antidrogas de Paraguay (Senad) destruyeron un total de 8.420 kilogramos de marihuana ocultos en varios alijos en una reserva natural del sureste de Paraguay, informó la Senad.

La droga se hallaba distribuida en un cargamento de 6.925 kilos de marihuana picada y 1.495 kilos de la yerba prensada, ambos ocultos en la Reserva Natural San Rafael del Paraná, en el departamento de Caazapá (sureste).

En el mismo terreno se detectaron además un total de 9 hectáreas de cultivos de cannabis que se encontraban en fase de crecimiento y cosecha, distribuidos en seis parcelas, según un comunicado de la Senad.

Los agentes también hallaron tres prensas de madera, dos fumigadoras, seis gatos hidráulicos y cuatro zarandas, objetos abandonados por los responsables de la plantación, que se fugaron internándose en el bosque.

Estos objetos, así como los cultivos y las cargas de droga ya procesadas fueron incineradas en el lugar por disposición fiscal.

La Senad estima que la destrucción de todos estos elementos ocasionó a los narcotraficantes un perjuicio económico de cerca de un millón de dólares.

A este operativo se suma la detención este viernes de dos ciudadanos paraguayos que transportaban un cargamento de 4,5 toneladas de marihuana prensada en las inmediaciones de la ciudad de Hernandarias, fronteriza con Brasil.

Los detenidos, para los que la Fiscalía solicita una pena de prisión, transportaban la droga en un tractor, oculta en sacos de arpillera y escondida entre maíz, informó el Ministerio Público.

Por otra parte, el jueves fueron detenidos tres presuntos narcotraficantes en una carretera cercana a Ciudad del Este, en la frontera con Brasil y Argentina.

Los arrestados transportaban una carga de 3 kilos y 4 gramos de cocaína y se solicitó para ellos la prisión preventiva, según un comunicado de la Fiscalía.

Paraguay es el principal productor de marihuana de Suramérica, sólo por detrás de México.

La Senad estima que en el país hay entre 4.000 y 6.000 hectáreas de plantaciones que producen unas 30.000 toneladas de droga en varias cosechas al año, que en su mayoría tienen como destino el vecino Brasil.

El país se ha convertido además en una zona habitual de transporte de la pasta base procedente de Bolivia y de precursores químicos usados para elaborar cocaína y otras drogas de diseño con destino a Brasil y Europa. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario