Cartes apoya a ministro de Interior tras caso corrupción policial

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, respaldó la gestión del ministro de Interior, Francisco de Vargas, después de la destitución esta semana de la cúpula de la Policía paraguaya, salpicada por un escándalo de corrupción relacionado con la presunta compra fraudulenta de combustibles.

El caso, denunciado por De Vargas, implicó la detención del suboficial Roberto Osorio, presunto cabecilla de una trama de desvío de dinero correspondiente al combustible suministrado a la Policía Nacional.

Además, implicó la destitución del ahora excomandante de la Policía Nacional, Francisco Alvarenga, y su segundo, el subcomandante Carlos Domínguez, a quienes la Fiscalía relacionó con Osorio.

Cartes descartó que el escándalo de corrupción policial implique que su Gobierno sea corrupto y destacó que no existan denuncias por este tipo de hechos que afecten al Ejecutivo y sus ministros, en una entrevista en exclusiva publicada hoy por el diario Última Hora.

Admitió que al excomandante Alvarenga “lo puso el ministro del Interior”, pero defendió la gestión de De Vargas, cuya eficacia, dijo, se basa en “estadísticas”.

“Permanentemente escucho que me piden por la cabeza de De Vargas (…). A aquellos que piden su cabeza, yo les solicito que más que pedir en forma irresponsable vengan con sus estadísticas y las comparamos (…). Hay que ver qué dicen las estadísticas y la seriedad que tiene su trabajo. Por eso tiene todo mi respaldo el ministro”, afirmó el mandatario paraguayo.

Con relación a esas estadísticas, Cartes afirmó que “el índice de homicidios en Paraguay tiene niveles de países nórdicos, sacando los departamentos de Amambay y Canindeyú”.

En el departamento de Amambay, fronterizo con Brasil y por donde discurre gran parte del narcotráfico de Suramérica, el índice de homicidios se situó en 66,73 casos por cada 100.000 habitantes en 2014, cifra cercana a la de Honduras, el país con más crímenes de este tipo en todo el mundo, según datos del Ministerio del Interior.

Con relación al trabajo de las fuerzas de seguridad en este departamento y con el de Canindeyú, Cartes aseguró que “en todos los casos se está haciendo lo que está al alcance y un poco más”, y enfatizó que “ayer, cuando ocurrían algunos crímenes que sacudían al país, a todos, nunca se esclarecían”.

Así, el presidente paraguayo se felicitó por la detención en marzo pasado en Brasil de Vilmar “Neneco” Acosta, exintendente del gobernante Partido Colorado señalado como autor intelectual del asesinato en octubre del periodista Pablo Medina y su asistente Antonia Almada.

También valoró que el asesinato a comienzos de mayo del exdiputado Magdaleno Silva, ocurrido en el norte del país, esté “totalmente esclarecido” a nivel policial.

Cartes explicó además que las fuerzas de seguridad paraguayas toman el ejemplo de Colombia y destacó que el general de Inteligencia de la Policía de aquel país, Jorge Luis Vargas, vio a Paraguay “muy bien encaminado” respecto al trabajo de las Fuerzas de Tarea Conjunta, el contingente de militares y policías que opera en los departamentos del norte del país para el combate a los grupos armados.

El mandatario concluyó que su Gobierno está “apostando a la transparencia”, y opinó que “a través de los controles se están descubriendo cosas que son muy antiguas”. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario