Descartan que seguridad sea preocupación para Juegos Olímpicos

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, afirmó hoy en el foro “Efe Café da Manhã” que la seguridad ha mejorado significativamente en esta ciudad brasileña en los últimos años y que no es algo que preocupe para la organización de los Juegos Olímpicos de 2016.

Descartan que seguridad sea preocupación para Juegos Olímpicos

“No estamos preocupados con la seguridad durante los Juegos Olímpicos. Ni el Comité Olímpico Internacional (COI) está preocupado con eso. El COI sabe que la seguridad será reforzada durante el evento”, afirmó Paes al destacar que la ciudad ha organizado en los últimos años diversos eventos internacionales sin ningún incidente.

Paes recordó que la ciudad más emblemática de Brasil, que hasta hace algunos años era señalada como una de las más violentas del país, organizó sin ningún registro grave los Juegos Panamericanos de 2007, la Cumbre de la ONU para el Desarrollo Sostenible (Río+20) en 2012, la Copa Confederaciones de fútbol y la Jornada Mundial de la Juventud con el Papa Francisco, ambos en 2013.

En 2014, Río de Janeiro fue el epicentro y acogió varios partidos del Mundial de fútbol, entre ellos la final.

“Estamos permanentemente preocupados con la seguridad en Río de Janeiro, con reducir los índices de criminalidad y con el futuro de la ciudad, pero no con garantizar seguridad en un determinado momento”, dijo Paes a un centenar de políticos, empresarios y periodistas reunidos en el foro organizado por Efe Brasil.

Agregó que los índices de criminalidad han “mejorado brutalmente” en esta ciudad desde 2007 y citó estadísticas divulgadas esta semana para demostrarlo.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno regional, el número de homicidios dolosos registrados en abril en todo el estado de Río de Janeiro (338) cayó un 22 % frente al mismo mes de 2014 (449) y fue el menor para el cuarto mes desde que el índice comenzó a ser contabilizado en 1991.

Igualmente cayeron frente al año pasado los índices de robos en la calle (-10,2 %), a establecimientos comerciales (-31 %), a residencias (-28,3 %) y de vehículos (-12,3%).

“Algo cambió. La seguridad mejoró mucho en Río de Janeiro”, subrayó.

Sin embargo, reconoció que, “pese a las mejorías, el desafío aún es enorme y hay mucho por hacer y por ajustar. Pero sabemos que existe luz al final del túnel”.

Ningún Comentario

Deja un comentario