Remake de “Poltergeist”, un reto a la nostalgia

El británico Gil Kenan, candidato al Óscar por la cinta de animación “Monster House” (2006), es el encargado de dirigir la nueva versión de “Poltergeist”, consciente de que los “remakes” (adaptaciones), especialmente de clásicos, suponen “un reto a la nostalgia y a nuestras emociones”.


“Poltergeist” (1982), dirigida por Tobe Hooper y escrita y producida por Steven Spielberg, es una de esas cintas intocables para muchos, y Kenan, de 38 años, entiende las dudas y el recelo que puedan albergar los seguidores de la cinta original.

“Si habláramos de cualquier otra película, yo sería una de esas personas también”, confesó el realizador en una entrevista con Efe, justo antes del estreno del filme este viernes.

“Siempre me siento indignado y traicionado cuando tocan una película de mi infancia”, razonó Kenan.

“Los ‘remakes’ son un reto a la nostalgia y a nuestras emociones. Para los seguidores no tienen sentido, pero hay que aceptar que así es la industria donde vivimos, en la que lo viejo es nuevo y las historias se vuelven a explorar constantemente”, agregó.

Kenan está de acuerdo en que faltan ideas en Hollywood, pero defiende que para un cineasta que quiere abrirse hueco en el mundillo, especialmente en el género fantástico, es fundamental reconocer la situación de los estudios.

“Crecí queriendo hacer películas grandes que fueran vistas en todo el mundo. Si quieres jugar en esa liga, tienes que aceptar la realidad y elegir qué proyecto se amolda más a tus habilidades”, indicó el realizador, que descartó previamente otras ofertas de adaptaciones que no se ajustaban a sus sensibilidades.

“‘Poltergeist’ cumple todos los requisitos por los que hago y amo el cine”, declaró.

Su nueva versión, que llega de la mano del productor Sam Raimi, cuenta cómo una familia de clase media se muda a una casa a las afueras de Illinois (EE.UU.) y comienza a sufrir el acoso de fuerzas paranormales, hasta el punto de que secuestran a la hija menor arrastrándola a otra dimensión.

Eso provoca que la familia deba recurrir a la figura de un médium experto en ese tipo de situaciones.

“Fue Sam quien me contactó. Me emocionó que supiera quién era”, indicó Kenan, que recibió la noticia como “un halago” aunque también con cierto “escepticismo”.

Sin embargo, en cuanto comenzó a leer el guión del ganador del premio Pulitzer David Lindsay-Abaire, su inquietud se disipó.

“Poltergeist” era un documento puro y perfecto del tiempo que le tocó vivir, así que “estaba aterrorizado por la misión a la que me enfrentaba”, explicó Kenan, que pronto dejó de escuchar “ese ruido del pasado”.

“Vi lo que podía ser aquella historia en nuestro tiempo a través de la humanidad de los personajes”, dijo el cineasta, que se beneficia de la presencia de actores como Sam Rockwell, Rosemarie DeWitt y Jared Harris en el reparto del filme.

Pero si Kenan asumió el reto fue principalmente porque Raimi aceptó su petición de explorar ciertos recovecos de la historia original, como adentrarse en el túnel que da acceso a la dimensión desconocida.

Esas escenas se rodaron con el uso de un dron, y para ello contó con la ayuda del director de fotografía español Javier Aguirresarobe.

“Javier es un artista increíble. Su labor en ‘Los otros’ fue impresionante y su trabajo con Pedro Almodóvar (‘Hable con ella’) me inspiró. En general, soy un gran fan del cine español. Amo sus retos. Es muy humano”, sostuvo.

Los elementos que hicieron célebre a “Poltergeist” se mantienen en esta obra, como el payaso con rostro amenazador y la mítica escena en la que niña logra comunicarse con las fuerzas del mal a través de la televisión.

Heather O’Rourke, la actriz de rostro angelical que encarnó a la pequeña Carol Anne en la cinta original y sus dos secuelas, falleció a los 12 años por una estenosis aguda.

En esta ocasión, es Kennedi Clements, de ocho años, quien da vida al personaje.

“Queríamos a alguien que aportara su habilidad, inteligencia, curiosidad e imaginación. Y, sobre todo, que confiara en mí, porque hacemos escenas peligrosas donde la arrastramos por escaleras y paredes. Eso da miedo, así que el casting era fundamental”, concluyó.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario