El Gobierno de EE.UU. se declaró hoy "profundamente preocupado" por la condena provisional a muerte impuesta ese sábado por el Tribunal Penal de El Cairo contra el derrocado presidente islamista egipcio Mohamed Mursi.


In this Friday, July 13, 2012 photo, Egyptian President Mohammed Morsi holds a joint news conference with Tunisian President Moncef Marzouki, unseen, at the Presidential palace in Cairo, Egypt. Egypt's Islamist president may look like he's running out of options as he faces an appeals court strike and massive opposition protests over decrees granting himself near absolute power. Will he back down now? Most likely not. Mohammed Morsi's next move may be to raise the stakes even higher. Signs are growing the constitutional panel at the heart of the showdown could vote on a draft this week despite a walkout by liberal and Christian members. (AP Photo/Maya Alleruzzo)

Mursi fue condenado provisionalmente a la pena capital tras ser hallado culpable de urdir su huida, junto a otros 105 islamistas, de una cárcel durante la revolución de 2011, que depuso al entonces mandatario Hosni Mubarak.

“Estamos profundamente preocupados por otra sentencia más de muerte masiva decretada por un tribunal egipcio contra más de 100 reos, incluido el expresidente Mursi”, dijo a Efe un funcionario del Departamento de Estado que requirió el anonimato.

“Hemos denunciado de forma reiterada la práctica de juicios y sentencias masivas, que se llevan a cabo de una manera que no es coherente con las obligaciones internacionales de Egipto y el imperio de la ley”, afirmó el funcionario.

En cualquier caso, precisó, “tomamos nota de que se trata de una sentencia preliminar”.

“Seguimos haciendo hincapié en la necesidad del debido proceso y de procesos judiciales individuales para todos los egipcios en interés de la justicia”, agregó el funcionario.

El Tribunal Penal de El Cairo envió su fallo al gran muftí, Shauqi Alam, máxima autoridad religiosa islámica del país, que emitirá una opinión no vinculante, pero que podrá influir en la decisión final de la corte, prevista para el próximo 2 de junio.

Se trata de la segunda sentencia contra Mursi, después de que fuera condenado en abril a 20 años de cárcel por el uso de la violencia durante unos disturbios ocurridos en las cercanías del Palacio Presidencial de Itihadiya en diciembre de 2012. EFE