Denuncian irregularidades en prisión de madre de niña embarazada

La sección paraguaya de Amnistía Internacional (AI) y otras organizaciones solicitaron hoy a la Fiscalía que investigue la actuación de dos agentes fiscales involucrados en la orden de prisión para la madre de una niña embarazada de cinco meses, por supuestas violaciones en el proceso.

La mujer fue puesta en prisión preventiva el mes pasado por presunta complicidad con el padrastro de la niña, que entonces estaba prófugo y es sospechoso de violar a la menor.

Días después el padrastro fue arrestado y encarcelado en una prisión de Asunción, mientras que la niña sigue en un centro de la Cruz Roja en la capital paraguaya y la madre en una cárcel de mujeres.

En una carta dirigida al fiscal general del Estado, Javier Díaz de Verón, los firmantes manifiestan percibir un “ensañamiento contra la madre de la niña” por parte de los dos agentes fiscales, así como una violación a “su derecho a una vida libre de violencia”.

El texto, firmado también por el Comité de América Latina para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM), estima que el proceso legal contra la madre viola instrumentos internacionales ratificados por el Estado como la Convención para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer.

Los grupos firmantes piden al Ministerio Público que se realice una investigación seria de los dos agentes fiscales y que se adopte con carácter de urgencia un protocolo de investigación de casos de abuso sexual en niños, niños y adolescentes.

El caso de la niña paraguaya embarazada de cinco meses se conoció en el país suramericano después de que fuera con su madre a un hospital de Asunción, donde se le diagnosticó el estado de gestación.

El hecho generó en los medios un debate sobre el aborto, que en Paraguay solo está permitido cuando corre peligro la vida de la madre, y sobre la existencia de constantes abusos sexuales a menores, como manifiestan los grupos sociales.

Además, a ese caso se sumaron otros, entre ellos el de una niña de 13 años, embarazada también como resultado de una presunta violación y cuya madre fue imputada por una supuesta “dejación del deber de cuidado”.

Según las cifras de 2014, que todavía son provisionales, 684 niñas de entre 10 y 14 años dieron a luz ese año, mientras que unos 20.000 de los alumbramientos fueron de adolescentes de 15 a 19 años. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario