107-119. Los Rockets remontan 19 puntos y fuerzan el séptimo partido

Los Angeles Clippers desaprovecharon su segundo “match-ball” para alcanzar las Finales de Conferencia por primera vez en su historia y permitieron a los Houston Rockets (107-119) remontar 19 puntos de desventaja sin su máxima estrella, James Harden, y forzar el séptimo partido.

Los angelinos llegaron a estar 89-70 a falta de 2:46 para el final del tercer cuarto, pero su rival, todo coraje a pesar del pésimo rendimiento de Harden, se reagrupó para ofrecer una impresionante muestra de orgullo y juego en equipo que culminó en un parcial de 0-18.

Los Clippers llegaron a estar con 3-1 en la serie.

Dwight Howard acabó con 20 puntos y 21 rebotes, mientras que Harden, que no jugó prácticamente el último cuarto por decisión de Kevin McHale, firmó 23 puntos en una serie de 5/20 en el tiro. Josh Smith resultó decisivo con 19 puntos y 6 rebotes, al igual que Corey Brewer con 19 tantos y 10 rebotes.

El argentino Pablo Prigioni contribuyó con 3 asistencias y 3 rebotes en 15 minutos.

Por los Clippers destacaron Blake Griffin con 28 puntos y 8 rebotes, en tanto que Chris Paul registró 31 tantos y 11 asistencias.

Conscientes de la envergadura de su misión, los angelinos salieron enchufados (20-11) y levantaron un muro en defensa de forma que pasaron 7 minutos hasta que un Rocket que no fuera Howard logró ver aro. Además, cargaron rápidamente al pívot tejano con dos faltas.

Los Clippers se encomendaban por completo a Griffin y Paul, hasta el punto de que ambos anotaron o asistieron en 24 de los 29 puntos de su equipo en el primer cuarto. Esa dependencia les pasó factura mientras veían a Harden -hasta entonces desaparecido- anotar 11 puntos consecutivos para dar la vuelta al marcador (41-43).

Houston, deshecho el entramado defensivo de su rival, apretaba el acelerador (46-52), pero gracias al “hack-a-Howard” los Clippers recuperaron la ventaja al descanso (64-62).

En la segunda parte Harden comenzó su declive y parecía no dar pie con bola, algo que aprovecharon los locales para adquirir una renta de 19 puntos (89-70) en un amplio parcial culminado por una majestuosa entrada a canasta, con media vuelta en el aire y sin mirar, obra de Griffin.

Los de McHale, desconocidos en ataque, parecían derrumbarse por completo, especialmente un Harden obligado a asumir tiros forzados de media distancia que naufragaba ante la inoperancia de sus compañeros.

Pero eso cambió radicalmente en cuanto Harden se fue al banquillo.

Ahí fue cuando, por sorpresa, regresó la mejor versión de los Rockets merced al trabajo de secundarios como Terrence Jones, Brewer y un magnífico Smith, que hicieron saltar la banca (102-112) a falta de 1:16 tras un parcial de 2-22.

El Staples Center asistía atónito a la escena y veía cómo la gesta, minutos antes en la punta de los dedos, finalmente se les escapaba de las manos. El domingo, será el Toyota Center quien dicte sentencia en la eliminatoria.

Ficha técnica:

107 – Los Angeles Clippers (29+35+28+15): Paul (31), Redick (15), Barnes (9), Griffin (28), Jordan (8) -cinco inicial-, Davis (2), Rivers (5), Hawes (-) y Crawford (9).

119 – Houston Rockets (25+37+17+40): Terry (7), Harden (23), Ariza (13), Smith (19), Howard (20) -cinco inicial-, Brewer (19), Jones (16), Prigioni (-) y Capela (2).

Árbitros: Foster, Fraher y Phillips. Eliminaron por personales a Griffin.

Incidencias: Partido de semifinales del Oeste en las eliminatorias por el título de la NBA, disputado en el Staples Center, de Los Ángeles, ante 19.417 espectadores. Lleno.

Antonio Martín Guirado – EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario