Sindicatos piden extradición de policía español que mató a su mujer en Brasil

Los cuatro principales sindicatos de la policía en España -SUP, CEP, UFP y SPP- pidieron hoy que se mantenga la inmunidad diplomática al comisario y consejero de Interior de la embajada de España en Brasil, Jesús Figón, quien ha confesado haber asesinado a su esposa, para que sea extraditado y juzgado en España.

Sindicatos piden extradición de policía español que mató a su mujer en Brasil

En un comunicado conjunto, las cuatro organizaciones reclaman que se mantenga la inmunidad diplomática a Figón, pues consideran que esa medida no persigue amparar la impunidad de los autores de hechos delictivos, sino proteger y garantizar los derechos de españoles en el extranjero.

A Figón ya se le ha retirado la inmunidad diplomática tras solicitarlo las autoridades brasileñas.

A juicio de los sindicatos se ha dado a este suceso “aislado y excepcional” un tratamiento “confuso y oportunista”, y criticaron las declaraciones del ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Margallo, quien dijo el miércoles que si se probaba un caso de violencia machista se renunciaría a la inmunidad diplomática del funcionario.

Una vez retirada esta medida, advierten las organizaciones, el comisario podría ingresar preventivamente en alguna de las cárceles de Brasil, donde su vida e integridad física correrían peligro al ser policía y haber matado a una ciudadana brasileña.

Por todo, solicitan al ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, que, en coordinación con García Margallo, mantengan la inmunidad a Figón para que sea extraditado a España y puesto a disposición de la Audiencia Nacional.

Figón se presentó voluntariamente el martes en comisaría y confesó ante la Policía Civil del estado brasileño de Espírito Santo que había matado a su esposa en defensa propia durante una discusión conyugal.

La mujer falleció en el apartamento que el matrimonio posee en Vitoria, al sudeste de Brasil, por múltiples heridas causadas por arma blanca.

Figón iba a ser ya relevado de su cargo en la embajada y, de hecho, ya había sido convocada su plaza la pasada semana, al igual que la de otros responsables de seguridad de delegaciones en otros países.

Antes de su destino en Brasil, el detenido había sido comisario jefe en la localidad de Alcalá de Henares, cerca de Madrid. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario