EI pide 23 millones de dólares para liberar a los rehenes asirios

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha pedido 23 millones de dólares para liberar a los centenares de rehenes asirios, pertenecientes a un grupo étnico de credo cristiano, secuestrados en febrero pasado en el noreste de Siria, dijo hoy a Efe una fuente cristiana.

EI pide 23 millones de dólares para liberar a los rehenes asirios

Uno de los comandantes del rebelde Consejo Militar Siriaco Sirio (CMSS), Kino Gabriel, explicó por teléfono que las negociaciones entre la Iglesia asiria del Este y los yihadistas se han suspendido después de que el EI solicitara esa cantidad por la puesta en libertad de todos los secuestrados.

“A la Iglesia le parecía una cantidad excesiva, así que ahora espera que el EI reduzca ese monto y reanudar pronto las conversaciones”, indicó Gabriel.

El responsable agregó que la mayoría de los rehenes se encuentran retenidos por los extremistas en la zona de Al Shadadi, bajo control del EI en Al Hasaka.

Los asirios fueron secuestrados el pasado 23 de febrero después de que los extremistas irrumpieran en varios pueblos de la ribera sur del río Jabur, en esa provincia.

La cifra exacta de secuestrados es confusa, ya que mientras que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos sostiene que el EI capturó a 220 personas, de las que posteriormente liberó a 28; fuentes asirias dicen que el número de rehenes era de 373, de los que habrían sido puestos en libertad 23.

El EI entró en los pueblos de mayoría asiria durante los combates contra las Unidades de Protección del Pueblo, milicias kurdo sirias, que cuentan con la colaboración del Consejo Militar Siriaco Sirio.

En la región de Al Hasaka habita la mayor parte de los asirios de Siria, que también tienen presencia en Irak y Turquía.

Antes del inicio del conflicto en territorio sirio, en marzo de 2011, había 200.000 asirios, aunque ahora solo quedan entre 15.000 y 20.000 en este país.

Su idioma, el asirio, es una mezcla de acadio, una antigua lengua de Mesopotamia, y de arameo, que también se usa en la liturgia.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario