Artista brasileña “enciende” memorias “prehumanas” con obras polifacéticas

En su primera exposición individual, la artista plástica brasileña Thelma Vilas Boas presenta desde hoy en Sao Paulo sus obras creadas en plataformas distintas, como cuadros, vídeos, cubos de luz y un arco voltaico para “encender” las memorias “prehumanas” intrínsecas en nuestras células.

Artista brasileña “enciende” memorias “prehumanas” con obras polifacéticas

Con influencias científicas, como la propia artista relata, el cubo de luz, después del contacto con el público que le hará agujeros, se transformará en una visualización de “un universo” en las paredes negras de la sala de la Galería Mezanino, en la región central de Sao Paulo.

Con el arco voltaico, Vilas Boas crea energía a partir de un choque de átomos de carbón en las puntas de la figura, para “encantar” al público con una lectura diferente de la energía que dio “origen al universo”.

El restablecimiento de las relaciones del hombre con el mundo, que a juicio de ella está fuera de sintonía, es el propósito de la exposición “Nada interesa más”, que tiene la comisaría de la especialista española en arte, radicada en Londres, María Íñigo Clavo.

“Mi formación como fotógrafa -no soy buena dibujante- me da una gran expectativa de ofrecer alguna cosa impactante o inédita y, justamente en ese tipo de cuestión, fui detrás de la definición de lo sublime” explicó a Efe la artista de 48 años.

Inspirada en el filósofo irlandés Edmund Burke, que define lo sublime como “arrebatamiento, vértigo”, la primera exposición individual de Vilas Boas fue motivada por algo que va más allá de “lo político, del género o de las cuestiones contemporáneas”

El cuadro que abre la exposición fue creado en un lienzo con casi 4.000 palabras de los siete tomos de “En busca del tiempo perdido”, del francés Marcel Proust, quien, como recordó Vilas Boas, activaba el tiempo y la memoria mordiendo una ‘madeleine’ (torta pequeña en forma de concha) con una taza de té.

Sobre la interacción con el público, que en vez de agujerear su cubo lo podría rasgar, la artista señaló que con su trabajo “toda reacción es posible y debe ser aceptada” y es ese tipo de actitud “lo que dice de alguna forma cómo el hombre encara una situación”.

“Espero que todas las interacciones e impresiones que el público dejar en la exposición me puedan traer nuevas ideas e interpretaciones”, concluyó la artista plástica y fotógrafa brasileña.

La exposición permanecerá en cartelera en la mayor ciudad brasileña hasta el 6 de junio son supervisión de Íñigo Calvo, artista y doctora en artes de la Univerasidad Conmplutense de Madrid, especialista en multiculturalismo, teorías pos-coloniales y expresiones artísticas de América Latina.

Daniel Muñoz – EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario