Sicilia, “colapsada” y “sola” ante el drama de la inmigración

“Nos han dejado solos”, este es el grito de los alcaldes de Sicilia, convertidos en el símbolo de la solidaridad, pero también de la protesta al ver cómo cada día llegan a sus puertos cientos de inmigrantes a quienes no saben ni dónde darles cobijo.

Sicilia, “colapsada” y “sola” ante el drama de la inmigración

Los miles de inmigrantes rescatados en el Canal de Sicilia y los cuerpos de quienes no lo han conseguido llegan siempre a los puertos sicilianos, que han pasado de aparecer en las guías turísticas a ser constantemente nombrados en los informativos ante la llegada de inmigrantes.

Pero además, según los últimos datos oficiales, de los 69.463 inmigrantes que han llegado hasta abril a Italia, 15.381 se han quedado en Sicilia, seguidos muy de lejos por Calabria, que ha acogido a 4.862.

Esta región italiana es la que lleva el mayor peso no sólo de las labores propias de la llegada al puerto, cuidados médicos e identificación sino también de la posterior acogida.

Los alcaldes afirman que Sicilia está “colapsada” ya que en sus 107 centros de acogida oficiales no caben más inmigrantes.

Piden más ayuda al Gobierno italiano, pero sobre todo a Europa, aunque la enésima bofetada ha llegado desde “la península”, donde las regiones italianas de Valle D’Aosta, Veneto y Lombardia se ha negado a acoger inmigrantes.

“El Centro de Acogida que tenemos puede alojar sólo a 180 personas, pero a veces superan los 500 o 600, como el otro día, cuando a las 2 de la mañana llegaron 850 y otros 250 dos días después. No tenemos tiempo ni de respirar, estamos siempre en el muelle del puerto a recibir a estas personas que necesitan ayuda”, explicó a EFE el alcalde de Pozzallo, Luigi Ammatuna.

“Pozzallo se siente sola, siente al Estado alejado, a Europa alejada y yo sigo lanzando un grito de dolor para decir que queremos dar acogida a esta gente que huye de la guerra y el hambre y no nos echamos atrás. pero lo queremos hacer de la mejor manera posible y con los medios adecuados”, añadió Ammatuna.

El alcalde de una de estas “puertas de Europa” para los inmigrantes lamenta que la situación este aún peor que hace un año.

“Yo ruego a Europa que se ponga a disposición, pero también creo que no pueden llegar todos los inmigrantes a Pozzallo a Porto Empedocle, Augusta o Catania; los otros puertos de Italia tienen que ponerse a disposición”, agregó.

El alcalde de esta localidad de 20.000 habitantes advierte: “Si se sigue al ritmo de estos cuatro meses, cuando sólo a Pozzallo han llegado 3.500 inmigrantes, superaremos las 30.000 llegadas del año pasado”, advirtió.

“No sabemos qué hacer. Tenemos sólo 25 voluntarios de la Protección Civil, que tienen sus trabajos y familias y que no pueden estar disponibles las 24 horas al día”, dijo Ammatuna, que propuso la ayuda de militares para que estén en los muelles acogiendo a la gente.

A pesar de las dificultades, ninguno de los alcaldes sicilianos se ha negado a recibir a los barcos.

“A quien nos dice que hay que mandarles a casa les invito a que vengan al puerto y miren a los ojos a estas madres que bajan del barco con sus bebes de pocos meses en brazos, a estos cuerpos quemados por el sol y empapados. ¿Quién tiene el valor de decirles que no pueden bajar aquí y que se vayan a otro lado?”.

Y continúa “Si hay padres en el otro lado del Mediterráneo que toman a su hijo de 10 años y lo meten en una patera y le hacen atravesar el Canal de Sicilia con el peligro de que muera y en el mejor de los casos ni lo volverán a ver. Existirán motivos validos para que esto pase, ¿no?”.

Para el alcalde de Catania, Enzo Bianco, a pesar de las dificultades de Sicilia, una de la regiones mas pobres de la Unión Europea, “la acogida se hace con total dignidad”.

En una de sus últimas entrevistas con el canal Skytg24 denunció: “nos sentimos muy solos. Es una situación increíble. A Europa no le importan estas decenas de miles de personas que llegarán en los próximos días”.

Y esto “no es una emergencia, como un incendio o un terremoto como el de Nepal”, y añadió: “Sabemos lo que pasará, sabemos que existen cientos de miles de personas que esperan en Libia para llegar a las costas italianas y Europa, hasta ahora, nos ha dado la espalda y es inaceptable”, lamentó.

Y mientras Sicilia recibe cada día a inmigrantes en sus puertos, el Valle D’Aosta rechazó esta semana acoger a 79 inmigrantes que estaban ya tramitando sus papeles para el asilo.

Cristina Cabrejas – EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario