ONG llama a abrir debate de aborto por casos de niñas embarazadas

Los recientes casos de niñas embarazadas víctimas de abusos sexuales deben instalar en la sociedad el debate sobre la despenalización del aborto, dijo a Efe María del Carmen Pompa, coordinadora del Comité de América Latina para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem).

“El aborto es cotidiano, pero clandestino. Quienes se someten a un aborto, o quienes lo practican, se arriesgan a penas de prisión y a problemas de salud. Las mujeres con una buena situación económica pueden salir del país para interrumpir su embarazo en países donde sí sea legal, pero no todas pueden permitírselo”, expuso Pompa.

Aseguró además que la Constitución paraguaya “prevé eximir de la pena a aquellas personas que realicen una interrupción del embarazo para salvaguardar la vida de la madre”.

Pompa indicó que en los embarazos en menores de 14 años, considerados de alto riesgo, se puede invocar este principio constitucional por medio de un recurso de amparo, y obtener autorización para el aborto.

Sin embargo, lamentó que en los casos de dos niñas embarazadas recientemente conocidos, las respectivas madres se encuentren en prisión como presuntas cómplices de los abusos sexuales, o por supuesta omisión del deber de cuidado, y no puedan hacer efectiva su solicitud de amparo.

La polémica sobre la posibilidad de interrumpir voluntariamente el embarazo ha surgido en Paraguay después de que hace dos semanas se conociera en el país el caso de una niña de 10 años embarazada de alrededor de cinco meses, presuntamente a consecuencia de una violación perpetrada por su padrastro, detenido este sábado.

Además, este lunes se hizo público el caso de otra niña embarazada de 13 años, también como producto de una presunta violación, cuya madre fue imputada por la Fiscalía por una supuesta dejación del deber de cuidado.

El aborto está penado en Paraguay con hasta cinco años de cárcel y solo existe una excepción: cuando la madre corre riesgo de perder la vida y hay una recomendación médica.

En marzo de 2013, el Comité de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, señaló en un informe que Paraguay debe modificar su legislación sobre el aborto e incluir excepciones a la prohibición de la interrupción del embarazo para permitirlo en caso de violación o incesto.

De acuerdo con las cifras de 2014, que todavía son provisionales, 684 menores de entre 10 y 14 años dieron a luz ese año, mientras que unos 20.000 de los alumbramientos fueron de madres de 15 a 19 años.

Las denuncias por abusos sexuales a niños, niñas y adolescentes en Paraguay pasaron de 788 en 2005 a 2.298 en 2010, según datos del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) divulgados en 2013. EFE

Un Comentario

Gustavo Arrúa

Y quien defiende a la criatura producto de ese hecho!!! mientras haya posibilidad salvemos las dos vidas!!! Está bien ntra ley

Deja un comentario