Kenia abre un laboratorio especializado en la lucha contra la caza furtiva

El Servicio de Conservación de la Fauna keniana (KWS, en inglés) inauguró hoy el primer laboratorio forense en el país especializado en la búsqueda de pruebas y evidencias judiciales para procesar a los cazadores furtivos.

Kenia abre un laboratorio especializado en la lucha contra la caza furtiva

El Laboratorio Genético y Forense para la Fauna keniana ayudará a la identificación precisa de los cuernos de rinoceronte, marfil, pieles de animales o plumas exóticas, con el fin de fortalecer la persecución de los delitos de caza furtiva.

El laboratorio generará una base de ADN que facilitará la identificación de productos confiscados con el animal asesinado, lo que permitirá “más condenas” para estos cazadores furtivos, explicó a Efe el doctor y director de los servicios veterinarios del KWS, Francis Gakuya.

“Analizaremos las pruebas que nos entreguen los investigadores usando técnicas de estudio del ADN. Una vez recibimos las pruebas, son registradas, analizadas y se genera un informe. Todo esto debe seguir los requerimientos de custodia de la cadena de pruebas”, explicó.

El laboratorio apoyará las funciones de las unidades de Inteligencia e Investigación, que procesarán las “escenas del crimen” y recogerán pruebas y muestras para el laboratorio.

Esta iniciativa sigue el ejemplo de Sudáfrica, explicó Gakuya, donde un 61 por ciento de los acusados de caza y tráfico ilegal de cuerno de rinoceronte entre 2013 y 2014 fueron hallados culpables por los tribunales.

En ese país, es frecuente que los traficantes de cuerno de rinoceronte aseguren, al ser detenidos con el producto, que han cazado el animal de forma legal tras pagar a un propietario privado para abatirlo como trofeo.

El cotejo del ADN del cuerno con el de las muestras de los rinocerontes abatidos por furtivos hace posible desmentirles y establecer exactamente de qué rinoceronte proviene.

Según informó Gakuya, el laboratorio en Kenia empezará a operar con cinco personas, entre los que figuran biólogos moleculares y técnicos, pero se espera que el número aumente en los próximos meses.

Elefantes y rinocerontes están clasificados como especies en peligro crítico de extinción en la Lista Roja de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (IUCN) de Especies Amenazadas debido a la alta demanda, especialmente en Asia, de sus productos.

El kilo de cuerno de rinoceronte se paga más caro que el de oro en algunos países asiáticos, donde se atribuyen propiedades curativas y afrodisíacas. EFE

aa/jem/es

Un Comentario

Deja un comentario