Lanzan campaña de “crowdfunding” para la película inacabada de Orson Welles

El productor Frank Marshall y el cineasta Peter Bogdanovich, entre otros, han lanzado una campaña de “crowdfunding” en internet para recaudar dos millones de dólares que permitan finalizar la película inacabada de Orson Welles “The other side of the wind”.

Lanzan campaña de “crowdfunding” para la película inacabada de Orson Welles

Directores como J.J. Abrams, Clint Eastwood, Wes Anderson, Steven Soderbergh o Noah Baumbach han apoyado ya esta iniciativa, lanzada en la página “Indiegogo” y que ha recaudado casi 25.000 dólares en las 12 primeras horas.

La película, protagonizada por John Huston, fue rodada a intervalos por Welles entre 1970 y 1976, que no llegó a concluirla por falta de fondos. Se trataba de un proyecto muy personal, la historia de un director venido a menos después de mudarse a Europa que decide regresar a Hollywood para revivir su carrera.

El propio Bogdanovich, así como Dennis Hopper, Lillie Palmer y Oja Kodar, completan el reparto.

Los promotores de la campaña aseguran que, si alcanzan su objetivo, para lo que se han marcado un plazo de 40 días, podrán completar la postproducción del filme y confían en poder estrenarla este mismo año, coincidiendo con el centenario de su nacimiento.

Ese proceso, aseguran, se hará respetando los 40 minutos de montaje que realizó el propio Welles y siguiendo las detalladas instrucciones que dejó escritas el cineasta.

La contribución mínima es de 10 dólares y la máxima de 25.000 y a cambio se ofrece desde un enlace para descargarla o una copia en DVD, un libro de fotografías inéditas, pósters o puros de edición limitada, entradas para el estreno mundial o una de las latas originales en las que se conservaron los rollos de la película.

La máxima recompensa es una copia de la película en 35 milímetros.

Originalmente autofinanciado e inspirado en una conversación con Ernest Hemingway, el proyecto de Welles tuvo después una combinación de fondos alemanes, españoles e iraníes. Según cuentan Marshall y Bogdanovich, las cosas se torcieron cuando “un productor se esfumó con parte del dinero” y a causa de la revolución iraní.

Los últimos años de su vida, añaden, Welles los pasó intentando volver a adquirir el control de su película, para lo cual aceptó trabajos “mediocres” como actor en cine, televisión y publicidad.

En 2014, Filip Jan Rymsza, Frank Marshall y Jens Koethner Kaullos llegaron a un acuerdo para comprar los derechos para completar el filme según los deseos de Welles. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario