El año de ciencia ficción de Óscar Isaac

El actor Óscar Isaac es un aficionado a la ciencia ficción desde la infancia, un género en el que se ha zambullido de lleno este año con producciones que desafían la taquilla, como “Star Wars”, y plantean dilemas éticos al espectador, como su reciente estreno “Ex Machina”.

El año de ciencia ficción de Óscar Isaac

Hijo de madre guatemalteca y padre cubano, Isaac, de 35 años, creció en el seno de una familia muy aficionada a la saga galáctica de George Lucas -“A veces nos vestíamos como los personajes”, reconoció-, y entre cómics de “X-Men”, y se sintió atraído por ese tipo de relatos sobre lo desconocido, según dijo a Efe.

“Es una parte de la historia del cine de Estados Unidos. Una de mis películas favoritas de todos los tiempos es ‘2001: A Space Odyssey’ (1968)”, manifestó el intérprete, que está exultante por su participación en “Star Wars: Episode VII – The Force Awakens”, que se estrena en diciembre.

El actor criado en Miami y que trabaja actualmente en el rodaje de la secuela “X-Men: Apocalypse” explicó que, a su juicio, “la buena ciencia ficción no consiste en alienígenas y naves espaciales o robots”.

“Trata sobre nuestras experiencias. Es un género interesante que explora los misterios del mundo, ya sean misterios del universo o de nuestra propia consciencia”, apuntó.

En ese sentido, Isaac confesó estar “emocionado” por la acogida que está teniendo “Ex Machina” en los cines.

“Es una película muy especial, pequeña, y no sabíamos si alguien la iba ver. El hecho de que se esté convirtiendo en una película tan importante para tanta gente es una recompensa”, afirmó.

“Ex Machina” es una cinta de bajo presupuesto que constituye la ópera prima del novelista Alex Garland, “The Beach” (1996), quien fue el autor del guión de “Sunshine” (2007), un “thriller” galáctico dirigido por Danny Boyle sobre un grupo de astronautas enviados a la desesperada rumbo al sol para tratar de reiniciar el astro.

“Soy un gran fan de ‘Sunshine'”, comentó Isaac que tenía interés en trabajar con Garland, con quien dijo compartir la forma de pensar, por lo que no dudó en sumarse al proyecto cuando surgió la ocasión.

“La historia en sí misma era increíblemente única, el personaje era como ningún otro que yo no hubiera hecho, muy inteligente y divertido con un elemento de oscuridad”, contó.

La trama del filme se centra en un desarrollador de software de un gigante tecnológico (Domhnall Gleeson) al que toca en suerte pasar una semana en la casa del excéntrico fundador de la compañía (Isaac), quien le hace partícipe de un proyecto vanguardista de inteligencia artificial que tiene entre manos.

El actor explicó que “Ex Machina” cuestiona la forma de entender el mundo y la dependencia tecnológica, además de abordar los diferentes roles que la sociedad atribuye a los hombres y las mujeres, todo en un contexto de “thriller” psicológico.

“Ex Machina” se estrenó de forma limitada en EE.UU. el pasado 10 de abril y alcanzó su máxima distribución a finales de mes, cuando se proyectó en más de 1.200 salas, menos de un tercio que las grandes superproducciones de Hollywood.

La cinta ha recaudado más de 19 millones de dólares en los cines, cerca de la mitad en mercados internacionales, una cifra que no llama la atención pero que destaca si se compara con el resultado de otras producciones independientes este año.

“Está funcionando muy bien en la taquilla, está despertando cada vez más interés, lo que demuestra que se puede hacer una pequeña película centrada en ideas, historias y personajes y la gente irá a verla”, sentenció.

El filme sí ha encandilado a los críticos en EE.UU. que han aplaudido la capacidad del argumento para seducir el intelecto de los espectadores. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario