Agentes federales mexicanos capturaron hoy a Francisco Salgado Valladares, quien era subdirector de la policía municipal de Iguala cuando 43 estudiantes desaparecieron el 26 de septiembre de 2014 a manos de autoridades locales y miembros del crimen organizado, informaron fuentes oficiales.


People carry pictures of the 43 Mexican students who disappeared last year as they march to the United Nations on April 26, 2015 in New York to present their case before the UN. The missing students were from a teacher's college in Ayotzinapa in the southern state of Guerrero. They died in a night of protests on September 26, 2015 after being arrested by police in the nearby town of Iguala and handed over to a drug trafficking gang that killed them, burned their remains and threw them into a river, according to the official government account. Relatives of the students and activist groups reject that account, noting that only one set of remains from the missing students has been positively identified. Human rights groups have criticized Mexico's government, saying the declaration that the students were dead was premature because unanswered questions remain in the case, especially since DNA tests have only confirmed one death. AFP PHOTO / EDUARDO MUNOZ

La Secretaría de Gobernación (Interior) indicó en un comunicado que agentes de la Policía Federal, del Centro de Investigación y Seguridad Nacional y de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) arrestaron a Salgado “en seguimiento a distintas líneas de investigación relacionadas con ladesaparición de los estudiantes“.

Destacó que Salgado, de 41 años y originario de Iguala, en el estado sureño de Guerrero, “es señalado por presuntamente haber participado en la detención y entrega de los estudiantes a miembros de la delincuencia organizada”.

La institución precisó que en diversas declaraciones de policías de Iguala y del vecino municipio de Cocula se señala que el ahora detenido fue quien ordenó el traslado de alrededor de 13 estudiantes a la zona de Loma de los Coyotes para ser entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos.

Asimismo, otros detenidos aseguran que recibía “600.000 pesos (39.241 dólares) mensuales a cambio de prestar protección institucional”, añadió Gobernación.

El comunicado refirió que Salgado se mantuvo oculto en domicilios de sus familiares en los estados de Guerrero y Morelos y que las investigaciones en torno a su familia permitieron saber que se planeaba una reunión en Cuernavaca (Morelos), a la que probablemente acudiría.

Los agentes federales detectaron un vehículo sin placas que se aproximaba al lugar del encuentro previsto, y una vez que verificaron la presencia de Salgado, procedieron a capturarlo sin que se realizara disparo alguno.

“Al momento de la detención, tenía en su poder cartuchos para fusil AK-74”, indicó el texto, que añade que el detenido y lo decomisado fueron entregados a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la fiscalía.

Salgado tiene investigaciones en su contra por diversos delitos, entre ellos delincuencia organizada y secuestro/EFE