River y Boca dan el puntapié inicial a una serie superclásica

Después del triunfo de Boca ante River del último domingo por el torneo doméstico, el superclásico del fútbol argentino tendrá hoynsu primer capítulo en los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

River y Boca dan el puntapié inicial a una serie superclásica

El equipo ‘millonario’, que accedió a esta instancia con una agónica clasificación en el grupo 6 como el peor segundo, buscará una rehabilitación ante su público.

Para este compromiso, el técnico Marcelo Gallardo analiza la posibilidad de utilizar una formación novedosa con dos mediocentros defensivos como Marcelo Kranevitter y Leonardo Ponzio.

La otra alternativa es mantener su clásico esquema con Ariel Rojas y el uruguayo Carlos Sánchez por las bandas y un mediocampista ofensivo que podría ser Leonardo Pisculichi o Gonzalo Martínez.

En ofensiva, la apuesta inicial volverá a ser con el colombiano Teófilo Gutiérrez y el uruguayo Rodrigo Mora, con el emblema Fernando Cavenaghi esperando su oportunidad en el banquillo.

“No hay que salir desesperado pero sí asumiendo protagonismo porque somos locales, es lo que hacemos siempre. Tenemos que usar el fervor de los hinchas para ser agresivos y hacer valer nuestra localía. Hay que saber jugar este tipo de partidos que duran 180 minutos”, sentenció Ariel Rojas en la previa.

Por su parte, Boca Juniors visitará el estadio Monumental con la intención de ratificar su gran temporada donde se mantiene invicto y donde marcha líder absoluto del campeonato local.

El técnico Rodolfo Arruabarrena ensayó con siete cambios con respecto al once titular que empleó para el encuentro del domingo ante el mismo rival.

El portero Agustín Orión, Cristian Meli o Andrés Cubas y Federico Carrizo serían los únicos que mantendrían su lugar para visitar a River Plate.

Con un esquema más cauteloso, la apuesta ofensiva de Boca sería con Federico Carrizo, Jonathan Calleri y Cristian Pavón, autor del primer gol en el superclásico del domingo.

“Daría cualquier cosa por ganar estos clásicos, tampoco pido hacer un gol. Daría todo por eso. En ese sentido, que el gol lo haga cualquiera y nos toque pasar”, sostuvo Daniel Díaz.

La serie de octavos de final de la Copa Libertadores entre los dos equipos más importantes de la Argentina tiene un antecedente muy fresco en el último semestre, cuando River eliminó a Boca en las semifinales de una Copa Sudamericana que luego conquistó.

Sin embargo, Boca se aferra a la historia de los enfrentamientos de Boca y River en Copa Libertadores, cuando el primero lleva una ventaja de diez triunfos contra seis de los millonarios y seis empates.

Ningún Comentario

Deja un comentario