Fiscales exponen casos exitosos en hechos de Trata de Personas y Delitos Informáticos

En el marco de la “XI Reunión de Puntos de Contacto – Red de Recuperación de Activos del Grupo de Acción Financiera de Sudamérica (GAFILAT-RRAG)”, la Directora de la Unidad Especializada de la Trata de Personas, Magdalena Quiñonez, disertó sobre la experiencia paraguaya de cooperación internacional para la recuperación de activos, relacionados con la Trata […]

En el marco de la “XI Reunión de Puntos de Contacto – Red de Recuperación de Activos del Grupo de Acción Financiera de Sudamérica (GAFILAT-RRAG)”, la Directora de la Unidad Especializada de la Trata de Personas, Magdalena Quiñonez, disertó sobre la experiencia paraguaya de cooperación internacional para la recuperación de activos, relacionados con la Trata de Personas.

En la ocasión Quiñonez manifestó “la Trata de Personas se da cuando ciertos sujetos son captados por otros, quienes les ofrecen normalmente empleos que son remunerados con un buen salario para luego trasladarlos a un lugar dentro del territorio o al exterior del país, con el fin de explotarla sexualmente, laboralmente o someterlas al tráfico ilícitos de órganos”. Además indicó “Paraguay es identificado a nivel internacional como país de origen de la trata de personas por lo que como Unidad Especializada nos abocamos a la lucha contra este flageló”.

Asimismo, la representante del Ministerio Público presentó casos en los que se obtuvo el resarcimiento para víctimas de Trata Laboral.

Recuperación de activos en Delitos Informáticos

Por su parte, el agente fiscal de la Unidad Especializada de Delitos Informativos, Ariel Martínez, compartió con los presentes un caso relacionado a la recuperación de activos en Delitos Informáticos con la Argentina e indicó que este caso dio origen a la creación de la Unidad Especializada de Delitos Informáticos en el país.

“El hecho ocurrió en el año 2010, cuando se habría detectado en Asunción varias operaciones fraudulentas con tarjetas de créditos, donde un ciudadano camerunés colocaba en los diferentes cajeros de Asunción sobre el capuchón donde se insertan las tarjetas, dispositivos que permitían acopiar datos en la barra magnética y a su vez instaló pequeñas cámaras permitían copiar las contraseñas introducidas por los usuarios. El hombre extrajo 50 mil dólares en un lapso muy corto. El ilícito fue denunciado ante el Ministerio Público por los afectados, situación que permitió la intervención de un agente fiscal, quien dictó una orden de captura interna contra la persona. Este logró salir del país y cruzó a la ciudad de Clorinda, donde volvió a realizar la extracción de dinero de un cajero. La conducta del mismo habría llamado la atención de los efectivos policiales de la Argentina, quienes lo inspeccionaron y lograron descubrir que el sujeto tenía adherido en todo el cuerpo billetes. Los uniformados comunicaron lo acontecido a la Interpol y esté a su vez a dio aviso a las autoridades paraguayas. Desde ese momento se inició un proceso de extradición, donde la justicia paraguaya logró traer al delincuente y finalmente fue juzgado y cumplió su pena correspondiente”, finalizó el fiscal.

Ningún Comentario

Deja un comentario