Bosques y agua en el Chaco

Doctora en Ciencias en Ecología y Desarrollo Sustentable

El ecosistema chaqueño ocupa más de la mitad de la superficie de nuestro país y es de alta productividad ganadera. Con frecuencia recibimos noticias del Chaco sobre conflictos por el agua, tanto por el déficit o las sequías, como por el exceso o las inundaciones. Hasta hace pocos años la deforestación era un problema de la Región Oriental, sin embargo, actualmente el Chaco se está deforestando aceleradamente.

Ante este panorama es urgente entender la relación del monte con el agua. Los beneficios que brindan los bosques, de manera natural o por medio de su manejo sustentable, tanto a nivel local, como regional y global, son llamados servicios ambientales del bosque. Estos servicios influyen directamente en el mantenimiento de la vida.

En la apreciación de los beneficios que brindan los bosques está la idea de que más árboles es igual a más agua. Sin embargo, hay un interesante debate en torno a esta hipótesis en la investigación de la hidrología forestal. Hay autores que sostienen que los bosques son los mayores usuarios de agua dentro del ciclo hidrológico, puesto que en comparación a otros usos de la tierra como la agricultura o los pastizales, son los que más agua utilizan para su crecimiento, interceptan en su follaje gran parte de las lluvias y a través de la evaporación y de la transpiración reducen la cantidad de agua subterránea. En ocasiones inclusive se ha propuesto eliminar montes muy demandantes de agua para prevenir o mitigar sequías, especialmente en zonas áridas y semi-áridas.

Existen otros estudios, sin embargo, que demuestran que la presencia de los bosques produce más lluvias en la región. En los procesos de evaporación y transpiración los bosques devuelven a la atmósfera una mayor cantidad de agua que vuelve a convertirse en lluvia; es decir que en ausencia del bosque habría menos agua evapo-transpirada y por lo tanto menor precipitación.

Independientemente de la influencia de los bosques en la cantidad de agua que se produce en una cuenca, también es importante destacar los otros innumerables servicios ambientales que obtenemos de los bosques. Sabemos, por ejemplo, que sirven de hábitat a numerosas especies animales y vegetales protegiendo a la biodiversidad, captan y filtran el agua mejorando su calidad, generan oxígeno, retienen el suelo disminuyendo la erosión, etc. Los seres humanos también obtenemos beneficios económicos de ellos a través de la extracción de madera, carbón o frutas, o simplemente los bosques nos regalan un bello paisaje.

En una región como el Chaco es indispensable atender la salinización. Hay millones de hectáreas salinizadas en todo el mundo por efecto de las actividades humanas, sobre todo por los cambios realizados en la cobertura vegetal y por los excesos de irrigación. Es imperativo evitar la deforestación de los montes donde las aguas subterráneas son salinas, puesto que un cambio en el ciclo hidrológico de estos paisajes puede causar movilización de estas sales depositadas. Un estudio realizado en el Chaco por Albrecht Glatzle y colaboradores, demuestra la importancia del monte para mantener la napa salobre a profundidades seguras y recomienda que, en los lugares susceptibles a la salinización, se mantenga una combinación entre monte y pastura, y cierta densidad de árboles deseables dentro de la pastura para que puedan transpirar rápidamente los excesos de agua de lluvia en el suelo.

La interacción entre los bosques y el agua debe analizarse desde un perspectiva integral donde los otros usos de la tierra y los aspectos socio-económicos también deben ser considerados. Es urgente entender mejor la relación entre los bosques y el agua, a fin de crear conciencia y capacidad en temas relacionados a la hidrología forestal. Así como incorporar los resultados y el conocimiento en las políticas nacionales y regionales, y lograr el desarrollo de programas institucionales eficaces basados en la ciencia y en la investigación, que hagan posible equilibrar al máximo la producción con la conservación.

 

Ningún Comentario

Deja un comentario