Guantánamo: Canciller uruguayo espera solucionar caso de exreos

El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, aseguró hoy que tiene “serias expectativas” en que los cinco exprisioneros del penal estadounidense de Guantánamo refugiados en el país suramericano acepten el convenio presentado por la cancillería para su inserción.

Guantánamo: Canciller uruguayo espera solucionar caso de exreos

“Tenemos serias expectativas de que, una vez revisado (por los exreos) el documento que les presentó, pueda ser aceptado y, en algunos casos, modificado levemente, pero con la mejor intención de darle solución a los problemas que tienen”, afirmó Nin Novoa.

En cuanto a las condiciones del acuerdo para la inserción y aceptación de estos refugiados en Uruguay, el canciller no quiso entrar en detalles debido al carácter confidencial del documento hasta que no sea aceptado por ambas partes, pero indicó que sería un convenio de “un año con posibilidad de dos”.

Entre los puntos abordados en el documento y que han trascendido a la prensa figuran asuntos como el de la manutención, vivienda, acogida de las familias de los exprisioneros y la obligación del aprendizaje del español por parte de los refugiados para su inclusión en el mercado laboral uruguayo.

El abogado de los refugiados, Mauricio Pígola, indicó el pasado lunes a Efe que sus clientes están cansados de la situación pero que se encuentran “esperanzados” con la posibilidad de que el asunto se resuelva en los próximos días.

Los sirios Ali Husein Shaaban, Abd al Hadi Omar Mahmoud Faraj y Ahmed Adnan Ahjam y el tunecino Abdul Bin Mohammed Ourgy están acampados desde el pasado 24 de abril frente a la embajada de Estados Unidos en Montevideo para pedir a ese país “lo necesario para llevar una vida normal como seres humanos” tras haber estado 13 años presos sin cargos en Guantánamo.

Tanto ellos como el sirio Jihad Ahmad Diyab decidieron no firmar un documento que les entregó el Servicio Ecuménico para la Dignidad Humana (Sedhu), organización adscrita al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), por contener cosas “que no están claras”, según señaló la pasada semana a Efe el tunecino Abdul.

Los seis exprisioneros llegaron a Uruguay en diciembre pasado como parte del compromiso del entonces presidente uruguayo, José Mujica, de colaborar con su homólogo estadounidense, Barack Obama, en el plan de cierre de ese penal para acusados de terrorismo, situado en la base que EE.UU. tiene en territorio cubano.

El sexto expresidiario, de origen palestino, ya firmó el acuerdo.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario