Los Clippers se sitúan con ventaja

El ala-pívot Blake Griffin con un triple doble, el segundo consecutivo, lideró el ataque balanceado de Los Ángeles Clippers que se impusieron a domicilio (101-117) a los Rockets de Houston en el primer partido de la eliminatoria de semifinal de ‘playoffs’ de la Conferencia Oeste.

Los Clippers se sitúan con ventaja

La ausencia del base Chris Paul, baja por lesión, convirtió a Griffin en el gran líder de los Clippers con una aportación de 26 puntos, 14 rebotes -12 defensivos-, y 13 asistencias. Su actuación permitió al equipo angelino situarse con ventaja de 0-1 en la serie al mejor de siete y quitarle a los Rockets al ventaja de campo.

El segundo partido se jugará el miércoles en el mismo escenario del Toyota Center.

El encuentro estuvo igualado hasta la recta final del cuarto periodo cuando los Clippers lograron una parcial de 12-0, que inició el alero Matt Barnes al anotar dos triples consecutivos. Con un marcador de 88-101 se acabaron las opciones de triunfo de los Rockets, que volvieron a dar la peor imagen con su juego defensivo y pérdida de concentración.

Los Clippers, bajo la dirección del entrenador Doc Rivers, encontraron la manera de compensar la ausencia de Paul, que sufre un tirón muscular en la pierna izquierda que le ha impedido perderse el primer partido en lo que va de temporada.

El escolta reserva Jamal Crawford, que aportó 21 puntos, incluidos 3 de 8 triples, se convirtió de nuevo en el sexto jugador de los Clippers, que tuvieron un 42 (13-31) por ciento de acierto en los tiros desde fuera del perímetro.

Mientras, Barnes llegó a los 20 puntos, cinco rebotes y tres asistencias.

Otros tres jugadores más, encabezados por el base Austin Rivers, que reemplazó en el quinteto titular a Paul, el escolta J.J.Redick y el pívot DeAndre Jordan tuvieron números de dos dígitos.

Rivers, que logró su primera titularidad en la fase final, y Redick anotaron 17 tantos cada uno, mientras que Jordan logró un doble-doble de 10 puntos, 13 rebotes -10 defensivos- y puso cuatro tapones.

Los Clippers dominaron en las acciones bajo los aros al conseguir 42 rebotes por 35 de los Rockets.

Sólo el pívot Dwight Howard y el escolta James Harden tuvieron protagonismo en el juego de los Rockets al aportar ambos sendos dobles-dobles.

Howard fue el líder al conseguir 22 puntos, 10 rebotes y puso cinco tapones, mientras que Harden llegó a los 20 tantos, repartió 12 asistencias, capturó cinco rebotes, recuperó dos balones y perdió nada menos que nueve.

El escolta de origen dominicano Trevor Ariza llegó a los 17 tantos, mientras que el base reserva argentino Pablo Prigioni aportó también 11 puntos, que lo dejaron como el sexto jugador de los Rockets.

Prigioni disputó 21 minutos en los que anotó 4-6, incluidos 3 de 5 triples, dio tres asistencias, capturó un rebote, recuperó un balón y no perdió ninguno.

Esta vez, el ala-pívot Josh Smith no pudo ser factor ganador. Anotó solo nueve puntos (3-12, 1-5, 2-4) y capturó cinco rebotes.

El entrenador de los Rockets, Kevin McHale, reconoció que el equipo había perdido la compostura en el cuarto periodo.

“La realidad es que no tuvimos energía en el campo ni supimos luchar por mantenerla, mientras que los Clippers, a pesar de haber mantenido una gran pelea en el séptimo partido con los Spurs, sí lo hicieron”, admitió.

EFE.

Ningún Comentario

Deja un comentario