Elecciones en Reino Unido: Cameron, un admirador de las políticas neoliberales de Thatcher y el estilo moderno de Tony Blair

El primer ministro británico, el dirigente que siendo muy joven volvió a instalar a los conservadores en el gobierno del Reino Unido, activó otra vez su atractiva combinación de admirador de las políticas neoliberales de Margaret Thatcher y del estilo modernizador de Tony Blair para ganar la reelección.

Concentró su campaña en tres puntos: congelar los impuestos y tarifas básicas como las del transporte público hasta 2020, convocar a un referendo en sus primeros dos años de mandato para decidir sobre la permanencia del país a la Unión Europea y traducir la moderada mejoría macroeconómica en “una buena vida” para los ciudadanos.

Nacido en Londres el 9 de octubre de 1966, Cameron viene de una familia aristocrática y su árbol genealógico se ramifica hasta el rey Guillermo IV, quien gobernó brevemente de 1831 a 1837.

Como era tradición en su familia y en su clase, fue al colegio secundario Eton, en las afueras de Londres, y luego estudió Filosofía, Política y Economía en la Universidad de Oxford. Durante sus años como estudiante universitario fue miembro del elitista Club Bullingdon, famoso por sus noches de borrachera y destrucción.

Pese a esos antecedentes, Cameron no fue un típico joven tory aristocrático.

De hecho, desde que entró a la política, a principio de los años 90, su atractivo residió en su capacidad de combinar la defensa del modelo conservador tradicional y la necesidad de modernizarlo, por ejemplo, introduciendo temas a la agenda como el cambio climático y los derechos de los homosexuales.

Por eso mientras los medios lo caracterizaron como un gran admirador de la dama de hierro, Margaret Thatcher, él mismo se definió como “un heredero de (Tony) Blair”, como recordó recientemente la cadena de noticias británica BBC.

Nacido en Londres el 9 de octubre de 1966, Cameron viene de una familia aristocrática y su árbol genealógico se ramifica hasta el rey Guillermo IV, quien gobernó brevemente de 1831 a 1837.

Como era tradición en su familia y en su clase, fue al colegio secundario Eton, en las afueras de Londres, y luego estudió Filosofía, Política y Economía en la Universidad de Oxford. Durante sus años como estudiante universitario fue miembro del elitista Club Bullingdon, famoso por sus noches de borrachera y destrucción.

Pese a esos antecedentes, Cameron no fue un típico joven tory aristocrático.

De hecho, desde que entró a la política, a principio de los años 90, su atractivo residió en su capacidad de combinar la defensa del modelo conservador tradicional y la necesidad de modernizarlo, por ejemplo, introduciendo temas a la agenda como el cambio climático y los derechos de los homosexuales.

Por eso mientras los medios lo caracterizaron como un gran admirador de la dama de hierro, Margaret Thatcher, él mismo se definió como “un heredero de (Tony) Blair”, como recordó recientemente la cadena de noticias británica BBC. /Télam

Ningún Comentario

Deja un comentario