Paraguay quiere formar talentos para impulsar su “Silicon Valley”

Paraguay quiere desarrollar una política de formación de jóvenes en tecnología e investigación para crear una especie de “Silicon Valley” en el país, pero también recuperar a emigrantes que aporten conocimientos en el sector servicios.

Así lo explicó hoy a EFE el ministro paraguayo de Exteriores, Eladio Loizaga, que está en Madrid para una visita de trabajo que, además, servirá para preparar la que el presidente Horacio Cartes hará el 8 y 9 de junio a España.

En un país que depende en gran medida del sector agrario y ganadero, Paraguay pretende diversificar su desarrollo y, para ello, el Gobierno de Cartes anunció la semana pasada un proyecto para que un millar de jóvenes puedan ser becados y estudiar en las mejores universidades del mundo.

Esos jóvenes serán seleccionados para mejorar sus niveles educativos y tecnológicos y luego regresar a Paraguay con esos conocimientos.

La mayor hidroeléctrica nacional, Itaipú, absorberá a esos jóvenes para que puedan aplicar su talento, según Loizaga, para, de ese modo, crear un “pequeño Silicon Valley”, en alusión a la zona de California famosa por albergar empresas tecnológicas punteras.

Algunos pasos ya se han dado, vinculados además a las energías renovables, como en el Chaco, territorio escasamente poblado, donde los paneles solares dan servicios a los destacamentos militares.

“Tenemos abundante energía limpia y renovable”, afirma el jefe de la diplomacia paraguaya, quien subraya que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, estuvo en el país recientemente y quedó “fascinado” con las instalaciones de Itaipú.

Al mismo tiempo el Gobierno prepara planes para la “recuperación” de paraguayos que emigraron al extranjero y que puedan volver para que el país aproveche su “talento”.

En este caso no sería desde el punto de vista tecnológico, sino personas que, por ejemplo en España, han trabajado en el sector servicios.

“Ellos necesitan una acreditación” (de que han alcanzado un cierto nivel de competencia en el sector servicios) y en eso trabaja actualmente el Ejecutivo.

En la entrevista con EFE Loizaga ha abogado por recuperar el concepto de “regionalismo abierto” que en los años 90 del siglo pasado hizo fortuna.

La existencia de diferentes bloques regionales ha llevado a la coexistencia de organizaciones como Celac, Mercosur, ALBA, y Alianza del Pacífico.

Loizaga ve “prioritario” que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) promueve mayores niveles de cooperación en varios ámbitos, desde el político al educativo.

En cambio Mercosur surgió en los años 90 como una asociación de comercio, en la que se buscaba la libre circulación de bienes, personas y servicios.

“Hemos tenido dificultades, no hay un sistema tarifario único. En Mercosur tenemos que abrir las puertas”, admite el ministro paraguayo, defensor de aplicar de nuevo las ideas del regionalismo abierto del que el brasileño Celso Lafer hablaba en los años 90.

A quien se han abierto las puertas del continente ha sido a China, que en los últimos años ha conseguido una fuerte presencia en la región, motivada por su interés en conseguir materias primas y alimentos para su población.

Paraguay no tiene relaciones diplomáticas con China, pero sí un importante vínculo comercial, aunque el déficit actual alcanza los 3.000 millones de dólares.

Paraguay quiere equilibrar en la medida de lo posible esas diferencias y en la actualidad se trabaja en la preparación de una importante misión comercial de Paraguay.

“Queremos entrar directamente en China. Tenemos buenas conversaciones para esa misión”, subraya Loizaga. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario