Chile dice que corte de La Haya “carece de potestad” para resolver litigio marítimo con Bolivia

El país Trasandino declaró hoy en su alegato oral ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya que este tribunal “carece de potestad” y “no tiene competencia” para resolver el litigio que lo enfrenta a Bolivia por el acceso de este país al mar, porque la cuestión “ya fue resuelta en 1904 en el tratado que rige ese asunto”.

Chile dice que corte de La Haya “carece de potestad” para resolver litigio marítimo con Bolivia

“El que Bolivia tenga derecho a un acceso soberano o no al Pacífico ya fue resuelto en 1904, que es el tratado que rige este asunto”, dijo el agente de Chile y ex ministro de Justicia de su país, Felipe Bulnes, que por ello concluyó que se trata de “un asunto que no compete a esta corte”.

Asimismo sostuvo que este tribunal internacional no tiene jurisdicción para pronunciarse sobre acuerdos regidos por tratados.

El tribunal internacional comenzó hoy una ronda de alegatos orales en el litigio que enfrenta a los dos países y en el cual La Paz pidió en abril de 2013 que se declarase que Santiago tiene “la obligación de negociar de buena fe” un acceso soberano al océano.

A esos argumentos que hoy presenta Chile seguirá la respuesta de Bolivia el próximo miércoles y luego habrá una segunda ronda de discusiones, el jueves y viernes, tras lo cual el tribunal deberá fallar acerca de su competencia o no sobre el tema antes de fin de año.

Bulnes reiteró que su país “aspira a una relación de paz, así como de integración y de cooperación con sus vecinos”, y agregó que su país formó parte de todas las iniciativas de integración de América latina y que pide “de sus socios que respeten los tratados, como compromiso fundamental” del derecho internacional.

También se refirió al tratado de paz de 1904 que puso fin a la situación generada por la Guerra del Pacífico de 1879-83, en la que Chile se enfrentó a Bolivia y Perú, y en el que los dos primeros países “convinieron la asignación de soberanía de los territorios y sobre la naturaleza de la salida al Pacífico de Bolivia”.

El experto subrayó que su país “tiene soberanía indisputable” sobre el territorio que reclama Bolivia para su salida al Pacífico, y reiteró que esa petición es “algo que de ninguna manera” pueden acepta los chilenos.

Bulnes subrayó ante la Corte que lo que Bolivia ha hecho es “una presentación nueva de una aspiración de proceder a una revisión del arreglo territorial incluido en el tratado de paz de 1904”, y destacó que ello no tiene fundamento para su país, por lo que excluye tal posibilidad.

“La reapertura de cuestiones ya zanjadas en el tratado se remontan a 1920, cuando (Bolivia) solicitó una revisión del tratado de 1904, y la Liga de Naciones rechazó su solicitud; desde entonces en cuatro ocasiones al menos ha vuelto a intentar revisar los tratados”, manifestó el jurista.

La decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, Mónica Pinto, dijo al tribunal que el objetivo tanto de ese tratado como del Pacto de Bogotá de 1948 que dio nacimiento a la CIJ consistía en “imponer una obligación general a los signatarios para resolver sus conflictos a través de medios pacíficos”.

Según Pinto, a través del Pacto de Bogotá “se fija el punto de partida de un nuevo sistema interamericano que entrañaba un sistema judicial autónomo”.

En tanto, el especialista británico en legislación internacional Daniel Bethlehem destacó que el tratado de 1904 estaba en vigor en el momento de concluirse el Pacto de Bogotá y que resolvía “las diferencias y soberanías entre las partes” y concedía a “Bolivia el pleno derecho y acceso a través de los puertos de Chile”.

En esta misma línea, el profesor de derecho internacional y decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Washington, Claudio Grossman, explicó a la prensa que “Chile presentó hoy su posición global.”

Para Grossman, “hay que rasgar el velo de la presentación de Bolivia”, porque lo que “pretende bajo el pretexto de negociaciones es tener acceso soberano a través de un pedazo de territorio chileno, y eso ya fue resulto en 1904.”

“Es muy importante entender que la regulación de esta materia, 111 años atrás, está excluida, bajo el Pacto de Bogotá, de ser considerada por la corte”, añadió Grossman, quien destacó que este caso “tiene un efecto desestabilizador en las relaciones internacionales.”

Bolivia demandó a Chile ante el organismo en 2013 para forzar a Santiago a negociar una salida soberana al Océano Pacífico, tras lo cual el gobierno trasandino impugnó la competencia del tribunal, tras argumentar que nadie puede obligar a un país a ceder soberanía.

El embajador de Bolivia en la Argentina, Liborio Flores, calificó de un “momento histórico” el inicio de los alegatos de Chile y luego de su país para discutir la competencia o no de la CIJ, objetada por Santiago, en el reclamo del gobierno de La Paz por recuperar una salida soberana al mar, pero también, dijo, para “la integración de América latina”.

Al presentar el “Libro del Mar” a la prensa en Buenos Aires, el diplomático señaló que “los argumentos históricos y legales” de Bolivia en “nada cuestionan el tratado de paz de 1904” entre ambas naciones, como sostiene Chile, sino que precisan “las dilaciones, desde 1879 hasta el 2011” de los gobiernos de Santiago en negociar los compromisos asumidos de devolver una salida al mar al vecino país./ Télam

Ningún Comentario

Deja un comentario