Katmandú: Regresan a las casas que quedaron en pie

La población de Katmandú ha comenzado a regresar a las casas que no fueron destruidas o quedaron seriamente dañadas por el terremoto que devastó hace una semana Nepal, después de que en los últimos días no se registraran importantes réplicas.

Katmandú: Regresan a las casas que quedaron en pie

Un vecino del área de Kalanki que decidió volver a su vivienda, Goma Sherestha, afirmó que lo hizo porque “se ha vuelto también arriesgado vivir en tiendas por motivos sanitarios. Muchos están enfermando”, recoge hoy el diario local Kantipur.

En este sentido, el coordinador de los equipos médicos de la Organización Mundial de la Salud en Nepal, Ian Norton, aseguró hoy a Efe que lo que más les preocupa “es el control de enfermedades” y dijo que están atentos a los brotes de diarrea, neumonía y otras enfermedades ligadas con la falta de higiene y la lluvia.

A la hora de decidir o no regresar a las casas, el ingeniero civil Khagendra Bhurtel dijo a Kantipur que la gente puede volver “sin miedo si no ven en ellas defectos estructurales”, aunque aclaró que deberán consultar a expertos si hay grietas visibles.

La vendedora de té Prabiti Magar es una de las afectadas por el seísmo que continuará viviendo en una tienda de campaña, pues indicó al diario nepalí que en la edificación “de barro y ladrillo” donde tiene alquilada una habitación “hay grietas”.

Otros muchos han decido dejar la capital y volver a sus aldeas.

“Mucha gente está dejando el Valle (de Katmandú) por iniciativa propia. El número está aumentando día tras día, pues quieren ser útiles en sus aldeas y estar con sus familiares”, señaló el portavoz del Ministerio del Interior nepalí, Laxmi Prasad Dhakal.

Ese ministerio difundió hoy los últimos datos relativos al número de víctimas por la tragedia y situó el total de fallecidos ligeramente por encima de las 6.600 personas y el de heridos en 14.500.

Esta mañana un nuevo temblor de 5 grados en la escala de Richter, que tuvo lugar en el distrito de Lamjung, al oeste de la capital nepalí, volvió a sacudir el país, de acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

El Consorcio de Reducción de Riesgos en Nepal, una entidad en la que participan organismos de Naciones Unidas, calcula que el terremoto ha generado alrededor de 2,8 millones de desplazados internos (la población del país es de 28 millones personas).

Además la misma fuente señaló que el seísmo destruyó unas 160.786 casas y otras 143.673 resultaron dañadas en el país del Himalaya.

El terremoto de 7,8 grados ha sido el de mayor magnitud en Nepal en 80 años y el peor en la región en una década desde que en 2005 otro seísmo ocasionara más de 84.000 muertos en Cachemira. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario