El autor mexicano del “Buey de la Barranca” reclama supuesto plagio de canción

El compositor mexicano Rogelio Calzada, autor de la conocida canción “El buey de la barranca”, aseguró hoy que su vida es un símil del cuento de la Cenicienta al referirse a un supuesto plagio de su obra por el dúo Chapala, de España.

El autor mexicano del “Buey de la Barranca” reclama supuesto plagio de canción

“Soy una versión del Ceniciento en México y estoy dispuesto a viajar a España para reclamar mis derechos”, declaró a Efe Calzada, quien dijo recibir el equivalente a apenas cien dólares anuales por concepto de la canción escrita en 1980 y que llegó a ser muy popular en esa década.

Calzada, quien vive en condiciones de pobreza que lo han llevado a trabajar como barrendero, cuidador de automóviles y empacador en un centro comercial de la capital mexicana, sostiene que su caso es una urdimbre de enredos, consecuencia de lo cual su trabajo ha quedado sin reconocimientos.

“Mi canción ahora no vale nada, la quitaron de los catálogos y en España ha sido plagiada por el dúo Chapala que forman Sandra Hurtado y Ramón Ruiz Urraca”, señaló.

El autor, que según su cuenta ha escrito poco más de 40 canciones, ha reclamado a la Sociedad de Autores y Compositores de México y organizaciones afines, pero aseguró que no lo han apoyado.

“Vivo en pobreza extrema, en una habitación de tres por cuatro metros con una cama y una mesa donde tengo mi ordenador que compré a plazos, perdí mi automóvil, mi casa y estoy dispuesto a ir a España a reclamar mis pagos por ser el autor de la canción”, afirmó.

Calzada escribió “El buey de la barranca” al lado de una piscina en Mexicali, en el noroccidental estado de Baja California, en 1980 y un año después la melodía fue grabada en Los Ángeles, donde llegó a ocupar los primeros lugares de popularidad. Después vino a México y tuvo buen aceptación.

“La hice en conmemoración de la ley de unidad Ejidal, a partir de la frase ‘sacar el buen de la barranca’, que en algunos lugares de México significa resolver un problema”, recordó el compositor que reconoce tener influencias de Chava Flores y Álvaro Carrillo y de las lecturas del Quijote y de los autores mexicanos Carlos Fuentes, Luis Spota y Carlos Monsiváis.

A pesar de que tiene deudas, el escritor está decidido a aceptar un préstamo para viajar a España y allí demostrar el supuesto plagio y exigir el pago por ser el compositor de la canción.

“Tengo el certificado de autor y todos los papeles para demostrar que tengo razón”, aseveró.

Rogelio explicó que es hijo de un español, pero su trámite para recibir el pasaporte de España está detenido porque, a la hora de inscribirlo, le cambiaron el apellido Calzado de su papá por el de Calzada y no lo ha podido arreglar. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario