Uruguay es percibido como el país menos corrupto del Mercosur

Uruguay cuenta con el índice de percepción de corrupción más bajo entre los países del Mercosur y ocupa una situación privilegiada a nivel mundial, según un informe presentado hoy en Montevideo por encargo de la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep).

Uruguay es percibido como el país menos corrupto del Mercosur

El estudio, titulado “Evolución de indicadores de corrupción en Uruguay en el período 2003-2014″, presentó “componentes cuantitativos y cualitativos sobre la evolución del fenómeno de la corrupción en Uruguay“, de acuerdo con su descripción.

Los indicadores analizados en el estudio son el de Transparencia Internacional y el del Banco Mundial, en los que Uruguay mantuvo a lo largo de los años una posición favorable a nivel mundial y siempre liderando a los países de la región, según las conclusiones.

A su vez, según explicó el director del informe, Santiago Peyrou, se recolectó información de la opinión pública analizando varias encuestas realizadas en los últimos años a ciudadanos, políticos y empresarios.

Los resultados comparan la situación de Uruguay con el resto del mundo y más en concreto con los países que, junto a él, conforman el Mercado Común del Sur (Mercosur): Argentina, Brasil, Paraguay y Venezuela y con Bolivia, que está en proceso de adhesión al bloque.

Así, en el índice de Transparencia Internacional, Uruguay se ubicó entre los 21 primeros países con menor percepción de corrupción en los últimos tres años;, seguido de Brasil, que se situó en torno al puesto 70; y Argentina y Bolivia quedaron justo después de los 100 primeros.

Paraguay y Venezuela ocuparon las posiciones de cola (lugar 151 el primero y moviéndose entre la 165 y 161 el segundo) del total de 176 países analizados en este indicador.

La clasificación de los países del Mercosur que estableció la tabla del Banco Mundial siguió el mismo orden: Uruguay, Brasil, Argentina, Bolivia, Paraguay y Venezuela.

Uruguay aparece en un lugar relativamente positivo a nivel internacional en cuanto al nivel de corrupción percibido y líder ante los países de la región”, concluyó el informe, que indicó que los indicadores de percepción (…) muestran en general una evolución favorable”.

“Las políticas públicas deben ser monitoreadas y evaluadas. El país hace un esfuerzo por sostener múltiples órganos de control de la corrupción y está teniendo éxito”, comentó el residente de Jutep, Luis Yarzábal durante la presentación del informe.

“Si bien el país se encuentra en una posición privilegiada en América Latina en lo que respecta a los índices de corrupción, hay elementos de riesgo que indican que es necesario no bajar la guardia, mantenerse alerta y controlar el fenómeno”, añadió Yarzábal en declaraciones a la prensa.

Peyrou dijo que los indicadores de percepción de la corrupción se conforman a través de lo que la gente piensa, escucha y lee en los medios de comunicación.

Además, indicó que “una aproximación para medir la pequeña corrupción a la que están expuestos los ciudadanos es preguntarles específicamente, por ejemplo, si alguna vez han pagado un soborno”, encuesta en la que Uruguay obtuvo un nivel “marginal del 3 %, muy por debajo del 27 % a nivel mundial”, según las respuestas ofrecidas.

Opinión pública y ciudadanos “coinciden en que la percepción del ámbito con mayor corrupción es la policía y luego aparecen los funcionarios públicos en general”, indicó Peyrou.

“También los partidos políticos, pero en este apartado la percepción de la corrupción no es muy distinta a lo que se da en otros países del mundo, donde la opinión pública tiende a percibir a los políticos como figuras corruptas”, añadió.

La difusión del estudio se produjo en el marco de la clausura de un seminario, que comenzó ayer, organizado por la JUTEP para analizar la evolución de la política uruguaya de prevención contra la corrupción. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario