Exposición denuncia discriminación hacia inmigrantes en España

La discriminación hacia los inmigrantes en España en los últimos veinte años es el eje temático de “Crítica de la razón migrante”, una exposición que repasa los flujos migratorios entre América Latina y España y que se inaugura en el Centro Cultural de España Juan de Salazar de Asunción.

Exposición denuncia discriminación hacia inmigrantes en España

Los Centros de Internamiento de Extranjeros, las púas que coronan las vallas fronterizas de Melilla, las expectativas de los inmigrantes al llegar a España son algunos de los temas de la muestra, armada a través de esculturas, fotografías y vídeos de más de 20 artistas españoles y latinoamericanos.

Las obras contenidas en la exposición parten de la marea migratoria que llego a España en 1992, especialmente desde América Latina, según el comisario de la muestra, el artista chileno Francisco Godoy.

“En 1992 se celebran las Olimpiadas de Barcelona y la Expo de Sevilla, que presentan a España como un país integrado en Europa, y como puente entre este continente y América Latina. Es además el año en que se produce el primer asesinato reconocido como crimen racista en el país”, señaló.

Y es que las olas de emigrantes funcionaron también como termómetro del racismo existente en la sociedad española, según Godoy.

“El rechazo a la inmigración en España tiene un claro componente racista. En el caso de los latinoamericanos, son siempre peor tratados aquellos que se identifican con lo indígena. En España no se trata igual a un inmigrante peruano que a uno argentino”, expuso el comisario.

En Latinoamérica, dijo Godoy, este prejuicio se traduce en la “obsesión por demostrar la europeidad”, rechazando los orígenes indígenas o mestizos para rebuscar antepasados en el viejo continente.

“Existe un inconsciente colonial en Latinoamérica, que otorga a lo europeo una superioridad cultural, un lugar de poder”, observó.

La llegada de la crisis económica, en 2008, altera las tendencias migratorias, con la implantación de planes de “retorno voluntario” que incentivan económicamente a los inmigrantes de países como Ecuador, Colombia o Perú para regresar a sus lugares de origen, recordó Godoy.

Ese capítulo se indaga en la exposición dentro de un proceso que Godoy calificó de “exilio neoliberal”, ya que asegura que las condiciones económicas impuestas por el neoliberalismo fuerzan migraciones periódicas.

“Toda migración es una forma de exilio. Pero el Estado español otorga la categoría de inmigrantes a todos los que llegan al país desde fuera de Europa, sin distinguir si son asilados políticos, refugiados de guerra o exiliados económicos”, lamentó.

A ello se une un éxodo inverso, el de jóvenes españoles que abandonan el país en busca de empleo, aunque Godoy cree que su situación es diferente a la de los emigrantes latinoamericanos que buscaron un futuro en España.

“En América Latina un español sigue gozando de prestigio, y nunca será tratado igual que un latinoamericano en España“, opinó.

La exposición “Crítica de la razón migrante” permanecerá abierta al público hasta mediados de junio y complementa a un seminario ofrecido esta semana que reflexiona sobre el racismo cotidiano y la homofobia en Paraguay.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario