Solicitan postergar ley que subirá impuesto a tabaco

Empresarios paraguayos pidieron al Senado que postergue el debate de la ley que establece aumentar del 13 por ciento al 50 por ciento el impuesto sobre el tabaco, y que prohíbe además su publicidad en cualquier formato, incluyendo medios de comunicación.

Los representantes de las tabacaleras rechazan el aumento del impuesto y piden aplazar el debate previsto para el miércoles, declaró la senadora del opositor Partido Demócrata Progresista (PDP) Desirée Masi, integrante de la comisión de Hacienda y Presupuesto.

El proyecto de ley a debatir “regula las actividades relacionadas al tabaco, establece medidas sanitarias de protección a la población frente al tabaquismo y su régimen tributario”.

El proyecto plantea que el impuesto al tabaco suba del 13 por ciento hasta el 50 por ciento y establece la prohibición total de publicidad de tabaco en todos los medios de comunicación y por cualquier otro medio.

El texto involucra a tomar acciones de promoción de la salud en las municipalidades, la Policía Nacional, el Ministerio de Salud, el Ministerio de Agricultura y el Ministerio de Industria y Comercio.

Masi explicó que los empresarios alegaron que si sube el impuesto, “indefectiblemente subirá el precio del producto y que eso alentará el contrabando dejando mucha mano de obra sin trabajo”.

La senadora afirmó que las tabacaleras consideran “exagerado” el aumento del impuesto y aseguraron que van a traer propuestas “para seguir dialogando”.

“Lo importante es que se instale el debate”, manifestó Masi.

Pero dijo que si los empresarios van a traer a los productores de tabaco a presionar a la Cámara, los senadores invitarán a personas que sufren cáncer “y a sus familiares que están en lista de espera porque no tienen quimioterapia” para que opinen.

Los empresarios pidieron además separar la ley en dos partes, una que trate sobre salud y otra con la parte tributaria. Pero la senadora contestó que “en el mundo no es así”.

“El tema del precio y del etiquetado están relacionados porque los productos del contrabando son incluso más nocivos que los componentes del cigarrillo que se fabrican en forma legal o normalmente”, refirió.

“Acá no estamos en contra de la industria tabacalera, pues quien fuma sabe las consecuencias. Sino estamos hablando de la niñez y la adolescencia y de los no fumadores que conviven con los fumadores”, enfatizó la parlamentaria.

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, es dueño de un emporio de empresas, incluida Tabacalera del Este S.A. (Tabesa).

Paraguay es uno de los países latinoamericanos donde el contrabando de cigarrillos es mayor y también el que tiene impuestos más bajos para el tabaco.

Ningún Comentario

Deja un comentario